Los pubs y el derecho de autor

Una de las funciones de nuestra SCD es realizar actividades de administración, protección y cobro de los derechos intelectuales que sean pertinentes.

Esto da pie para que, esto lo sé de primera fuente, hace algunos años la SCD le haya cobrado al centro de alumnos de un importante colegio santiaguino por la exhibición pública de música protegida, lo que en castellano significa que estos colegiales en su celebración anual pusieron música en los intermedios.

Lo anterior también se ve reflejado en los cobros a pubs y restaurants, quienes deben pagar regularmente a esta entidad gestora por la música que ameniza las veladas de sus comensales. ¿Justo? Claro, por qué no.

El Juzgado de Primera Instancia de Badajoz ha dictado una novedosa sentencia en la que absuelve al propietario de un bar porque considera que la SGAE (equivalentes a nuestra SCD) no ha probado que la música que se escuchaba en el local entre noviembre de 2002 y agosto de 2005 fuese propiedad de los autores que esta sociedad representa.

Tal como se explica en la sentencia, el propietario del bar accedía a música a través de Internet bajo licencia de ‘Creative Commons’, tal como declararon algunos parroquianos que acudían al bar. El juez argumenta que lo relevante en este caso no es que en Metropol se escuchase música de Creative Commons, sino que no utilizase música gestionada por la SGAE.

En una opinión muy personal -bueno, como todo lo que se produce en este blog- creo que en la SCD no son dementes como la gente de la SGAE. Y es por eso por lo demás que acá en Chile no hay un movimiento importante de gente que esté en contra de las acciones de la SCD, porque… ¿Cuáles son? A lo menos públicamente, la SCD se muestra bastante distante y no toma mayor patido en acciones que saben le provocará fuerte descrédito en organizaciones de la sociedad civil que están metidas en estos temas.

Pero me parece que estas cosas que pasan en otros lugares nos pueden servir para pensar en un modelo donde estas sociedades gestoras no tengan el monopolio exclusivo de defensa de “la música”, sino que esta defensa de la música y la cultura es un tema que trasciende las sociedades gestoras que velan por los intereses más bien comerciales de sus afiliados.

Puede servir como mensaje también, para difundir las licencias Creative Commons entre los dueños de locales que eventualmente se pueden ver expuestos a este tipo de egresos.

El software no se puede regalar

O algo así le dijo una funcionaria de una oficina del Departamento de Comercio de una ciudad inglesa a Gervase Markham, encargado de licencias de la Fundación Mozilla.

La historia dice que Gervase recibió un mail de esta funcionaria avisándole que han detectado un grupo de gente que se dedica a comercializar copias del software Mozilla Firefox y quería confirmar con él que esto significaba violación de la licencia del software para emprender acciones legales contra estos sujetos.

Gervase contesta con un email explicándole a grandes rasgos en qué consiste el software libre, que para a la fundación Mozilla le da igual que alguien venda Firefox y que le encantaría que devolviese los CDs confiscados para así “continuar con su plan para dominar el mundo“.

Ahora viene lo divertido. La funcionaria responde:

No puedo creer que su compañía permita a la gente hacer dinaro por algo que usted le entrega gratis… ¿Es este el caso?

Si Mozilla permite la venta de versiones copiadas de su software, desde un punto de vista práctico hace virtualmente imposible para nosotros hacer efectiva la legislación británica anti-piratería, así como hace muy difícil para nosotros realizar recomendaciones a comerciantes respecto de lo que está o no permitido.

Gervase explica su reacción con muchísima ironía

“Me sentí algo acobardado al ser señalado como responsable de la desintegración del sistema de antipiratería británico. ¿Quién habría pensado que la repartición del software podría causar tales dificultades?”.

Más allá de lo divertido que puede resultar este diálogo de sordos entre un empleado de la FUndación Mozilla y una burócrata que no entiende en lo absoluto qué es el software libre, demuestra cómo -filosóficamente incluso- el software libre destroza el antiguo modelo propietario de hacer las cosas, cómo la aparición de una nueva forma de hacer negocios rompe con los cánones establecidos tradicionalmente. Para ella, así como para muchos, quien copia es ladrón hasta que se pruebe su inocencia.

Lo cuenta el propio Gervase en el Times Online, con muchísima gracia. Vía.

Compras veraniegas

Santiago de Chile, sensación térmica 38 grados.
Prácticamente todos tus amigos están de vacaciones. Algunos en los lagos y ríos del Sur de Chile. Otros optaron por las playas del norte y la mayoría a las playas del litoral central. Y tú, de la casa a la oficina con esa chaqueta que tanto calor te da y que en estas fechas tanto odias.

Pero hay formas de capear todo esto. Y yo lo hago con música, cine y libros.

Siempre con música, este verano marcado con la llegada a mis oídos del último disco de los maravillosos The Flaming Lips, At war with the Mystics.

Con harto cine. Ultra recomendadas, en orden de prelación: Crash, Brokeback Mountain y Good Bye and Good Luck!.

Y libros. Ayer, de compras por el Drugstore, aterricé en la nueva librería Qué Leo! (Las Urbinas 27) alarmado por el precio de la excelente novela del colectivo italiano Luther Blisset, Q. Esta novela me la devoré hace dos veranos atrás, novela recibí de regalo de cumpleaños dada mi reticencia a gastar $23.000 chilenos (us$42 aprox.) en ella. En Qué Leo!, estaba a $3.990. Tal cual. Alarmado, entré y me picó el bichito consumista literario que llevo dentro y que explota cada verano. Salga o no de vacaciones.

Terminé en la librería Takk, comprando 4 novelas. Buscando su edición de bolsillo, terminé comprando la edición original de 54 del colectivo Wu-Ming (ahora así se llaman los autores de Q, y de quienes hemos hablado antes en este blog). Además salí con la primera novela del español Félix Romeo, Dibujos Animados; la estupenda novela documental Lo que hay que tener de Tom Wolfe; y Rubias Peligrosas de Jean Echenoz, una de las grandes figuras nuevas de la literatura francesa.

Todo a precio módico. Si tienes tiempo, date una vuelta.
Ya tengo literatura para disfrutar buena parte del año. Cuando se acaben, sigo con mis inconclusos.

La industria y los mashups

Hacen leyes diciendo que quieren beneficiar a los autores.
Dicen que la cultura del remix sólo puede beneficiar a músicos no profesionales.

Pero de a poco la realidad se hace evidente y las cosas caen por su propio peso.

Lugar? 48º entrega de los Grammy, Los Ángeles, Estados Unidos.
Protagonistas? Gorillaz vs. Madonna (requiere Flash)

Tendencias en derecho de autor

* Australia lidera el movimiento a favor del fair use.

* Reino Unido lidera los estudios acerca de los daños de los sistemas de DRM

* Francia lidera al considerar legales los sistemas p2p con un sistema de gravamen para cubrir las bajadas de video y audio.

* Estados Unidos lidera en cuanto a la legislación que permite el aumento de material de Internet en las salas de clase.

* Corea del Sur, lidera al no perseguir a quienes bajan archivos para fines personales.

* La mayoría de la población mundial que no ha ratificado los tratados OMPI acerca de Internet ni extendido el término de protección del derecho de autor a 50 años después de su muerte.

Vía BB

En Chile,
– Al contario que en Australia, no existe la excepción de fair use, como en los países de derecho común. Y tampoco tenemos las excepciones y limitaciones que tienen la gran mayoría de los países de nuestra tradición jurídica.
– A diferencia del Reino Unido, no hay estudios respecto de los sistemas de DRM. No es tema.
– En Chile, al contrario que en Francia, en lugar de tender a considerar los p2p como legales, existe un proyecto de reforma a la ley de propiedad intelectual que pretende considerar como delito criminal las reproducciones hechas aun sin ánimo de lucro.
– Al contario de Estados Unidos, en Chile prácticamente no hay usos de Internet en las salas de clases de nuestros colegios.
– Si bien en Chile no hemos tenido persecusiones a ciudadanos que hayan realizado descargas ilegales, según nuestra legislación, se podrían perseguir incluso penalmente.
– Chile, por supuesto ha ratificado los tratados OMPI sobre Internet, por lo que aumentamos la protección del derecho de autor de 50 a 70 años después de su muerte.

En Chile, a menos de tener autorización expresa de los titulares, son ilegales las bibliotecas para no videntes.

Lo que se llama remando contra la corriente.

La declaración de independencia del ciberespacio

Hace exactamente 10 años atrás, un granjero retirado de Wyoming que además solía escribir canciones en un psicodélico grupo rock que se llamaba Grateful Dead publicó una notable declaración que da susto como, viendo las técnicas de los talibanes del derecho de autor y las actitudes de gobiernos centrales, tiene cada vez más actualidad.

Si no han leído esta declaración, francamente debieran hacerlo.

Hoy, Barlow sigue viviendo en su rancho en Wyoming, es miembro de Eletronic Frontier Foundation, vive ultraconectado y hace clases en el Berkman Center de la Universidad de Harvard.

Gobiernos del Mundo Industrial, vosotros, cansados gigantes de carne y acero, vengo del Ciberespacio, el nuevo hogar de la Mente. En nombre del futuro, os pido en el pasado que nos dejéis en paz. No sois bienvenidos entre nosotros. No ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar donde nos reunimos.

No hemos elegido ningún gobierno, ni pretendemos tenerlo, así que me dirijo a vosotros sin más autoridad que aquélla con la que la libertad siempre habla. Declaro el espacio social global que estamos construyendo independiente por naturaleza de las tiranías que estáis buscando imponernos. No tenéis ningún derecho moral a gobernarnos ni poseéis métodos para hacernos cumplir vuestra ley que debamos temer verdaderamente.

Los gobiernos derivan sus justos poderes del consentimiento de los que son gobernados. No habéis pedido ni recibido el nuestro. No os hemos invitado. No nos conocéis, ni conocéis nuestro mundo. El Ciberespacio no se halla dentro de vuestras fronteras. No penséis que podéis construirlo, como si fuera un proyecto público de construcción. No podéis. Es un acto natural que crece de nuestras acciones colectivas.

No os habéis unido a nuestra gran conversación colectiva, ni creasteis la riqueza de nuestros mercados. No conocéis nuestra cultura, nuestra ética, o los códigos no escritos que ya proporcionan a nuestra sociedad más orden que el que podría obtenerse por cualquiera de vuestras imposiciones.

Proclamáis que hay problemas entre nosotros que necesitáis resolver. Usáis esto como una excusa para invadir nuestros límites. Muchos de estos problemas no existen. Donde haya verdaderos conflictos, donde haya errores, los identificaremos y resolvereremos por nuestros propios medios. Estamos creando nuestro propio Contrato Social. Esta autoridad se creará según las condiciones de nuestro mundo, no del vuestro. Nuestro mundo es diferente.

El Ciberespacio está formado por transacciones, relaciones, y pensamiento en sí mismo, que se extiende como una quieta ola en la telaraña de nuestras comunicaciones. Nuestro mundo está a la vez en todas partes y en ninguna parte, pero no está donde viven los cuerpos.

Estamos creando un mundo en el que todos pueden entrar, sin privilegios o prejuicios debidos a la raza, el poder económico, la fuerza militar, o el lugar de nacimiento.

Estamos creando un mundo donde cualquiera, en cualquier sitio, puede expresar sus creencias, sin importar lo singulares que sean, sin miedo a ser coaccionado al silencio o el conformismo.

Vuestros conceptos legales sobre propiedad, expresión, identidad, movimiento y contexto no se aplican a nosotros. Se basan en la materia. Aquí no hay materia.

Nuestras identidades no tienen cuerpo, así que, a diferencia de vosotros, no podemos obtener orden por coacción física. Creemos que nuestra autoridad emanará de la moral, de un progresista interés propio, y del bien común. Nuestras identidades pueden distribuirse a través de muchas jurisdicciones. La única ley que todas nuestras culturas reconocerían es la Regla Dorada. Esperamos poder construir nuestras soluciones particulares sobre esa base. Pero no podemos aceptar las soluciones que estáis tratando de imponer.

En Estados Unidos hoy habéis creado una ley, el Acta de Reforma de las Telecomunicaciones, que repudia vuestra propia Constitución e insulta los sueños de Jefferson, Washington, Mill, Madison, DeToqueville y Brandeis. Estos sueños deben renacer ahora en nosotros.

Os atemorizan vuestros propios hijos, ya que ellos son nativos en un mundo donde vosotros siempre seréis inmigrantes. Como les teméis, encomendáis a vuestra burocracia las responsabilidades paternas a las que cobardemente no podéis enfrentaros. En nuestro mundo, todos los sentimientos y expresiones de humanidad, de las más viles a las más angelicales, son parte de un todo único, la conversación global de bits. No podemos separar el aire que asfixia de aquél sobre el que las alas baten.

En China, Alemania, Francia, Rusia, Singapur, Italia y los Estados Unidos estáis intentando rechazar el virus de la libertad erigiendo puestos de guardia en las fronteras del Ciberespacio. Puede que impidan el contagio durante un pequeño tiempo, pero no funcionarán en un mundo que pronto será cubierto por los medios que transmiten bits.

Vuestras cada vez más obsoletas industrias de la información se perpetuarían a sí mismas proponiendo leyes, en América y en cualquier parte, que reclamen su posesión de la palabra por todo el mundo. Estas leyes declararían que las ideas son otro producto industrial, menos noble que el hierro oxidado. En nuestro mundo, sea lo que sea lo que la mente humana pueda crear puede ser reproducido y distribuido infinitamente sin ningún coste. El trasvase global de pensamiento ya no necesita ser realizado por vuestras fábricas.

Estas medidas cada vez más hostiles y colonialistas nos colocan en la misma situación en la que estuvieron aquellos amantes de la libertad y la autodeterminación que tuvieron que luchar contra la autoridad de un poder lejano e ignorante. Debemos declarar nuestros “yos” virtuales inmunes a vuestra soberanía, aunque continuemos consintiendo vuestro poder sobre nuestros cuerpos. Nos extenderemos a través del planeta para que nadie pueda encarcelar nuestros pensamientos.

Crearemos una civilización de la Mente en el Ciberespacio. Que sea más humana y hermosa que el mundo que vuestros gobiernos han creado antes.

Davos, Suiza. 8 de febrero de 1996

Yo también me ofendo

Con la casi unánime idea que el periódico danés cometió un error al caricaturizar la imagen de Mahoma soy yo el que me siento ofendido en mis creencias y convicciones más íntimas, porque creo profundamente en la libertad.

Perdónenme, pero me indigna la censura de lo políticamente correcto. Me ofende en lo más profundo que se confunda la libertad religiosa con la impunidad de la superstición.

Me sulfura que los fanáticos religiosos pretendan imponer sus dogmas al resto de la sociedad.

Y sospecho cuando todos están de acuerdo.

ElásticoEscolar

coComment

Por los objetivos de este blog, son pocas las veces en que nos explayamos acerca de herramientas de blogging o acerca de blogs en general. Y además en QLN sabemos tanto de herramientas como tú, o quizás menos, por lo que claridad para presentar temas de tecnología pura y dura es relativamente complejo.

Pero lo de hoy es distinto y les diré porqué.

Supongo que les ha pasado que visitan un blog, leen un artículo y lo comentan. Pasan las horas, pasan los días y olvidaste tanto el tenor de tu comentario, a veces el blog, y por tanto seguir la conversación que se dio a partir de tu comentario. Acá en QLN hemos intentado superar ese problema para nuestros lectores con la ayuda de un plugin para WordPress que permite suscribirse a las discusiones, avisando vía email cuando se escribe un nuevo comentario sobre el ya realizado. Muchos de ustedes lo usan, yo también lo uso y siempre pensé que debería ser una herramienta por defecto en los sistemas de Blogs.

Pero hace unos días apareció CoComment, una herramienta de seguimiento centralizado de lo que has comentado por allí. Como explican en ñblog, se trata de centralizar todos los comentarios que haces en cualquier blog para su seguimiento, pudiendo además colocarlos en tu propia web o blog.

La idea es realmente espectacular. Por el momento es un beta cerrado, pero puedes inscribirte y esperar tu invitación. Yo lo hice ayer, y hoy ya he probado el servicio. Pinta muy, pero muy bien, puesto que parece ser la herramienta que se necesitaba.

Los Justos: Borges sobre el p2p


fotografía encontrada en mundolatino.org

Lo cuenta Jorge Luis Borges,

Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

Lo siento el casi copypaste, pero lo explica magistralmente, como de costumbre, Hernán Casciari.