El 2011 es el mejor año para el cine en Chile desde 1978

(…) el 2011 tendrá aproximadamente unos 16.500.000 tickets cortados, lo que lo pone como el mejor año para el cine desde 1978 cuando hubo 23.490.014 espectadores… el último gran año para las salas justo antes de la llegada del televisor a color en Chile, nada menos.

Esta es la conclusión que al menos saca el crítico Gonzalo Maza luego de repasar las cifras de la distribución de películas local. Añade un interesante cuadro estadístico comparando el total con el público de películas chilenas:

peliculaschilenas

Lo que es interesante de todo esto es que esta estadística se da en un momento especialmente interesante para la distribución de contenidos en internet y de cine en particular. Se da en un contexto donde, en Chile, acaba de aparecer iTunes, y donde Bazuca ha dado buenos golpes en la distribución casera de películas en streaming junto con el para algunos desilusionante ingreso de Netflix a latinoamérica. De hecho sería bueno conocer también cifras de distribución de películas por medios alternativos.

Interesante. Todo esto sin contar la piratería rampante que se supone existe en países del tercer mundo. Sin contar que, a menos que usted haya estado en una cueva los últimos 2 años, todo el mundo conoce Cuevana. Tal vez sea que existe mercado para todos. Tal vez sea que más y mejores condiciones de acceso promueven más que desalientan la asistencia a salas. Tal vez a la gente simplemente le guste ver películas mascando cabritas.

Los números tienen esa rara propiedad de la claridad. Tal vez sea interesante que cada vez que se propongan nuevas políticas públicas de fomento a la creación y a la distribución, echar un ojo al acceso. De pronto ahí hay una clave olvidada para mejorar las condiciones de distribución de películas locales que, sea por su contenido o por no estar asociadas a distribuidores fuertes, se encuentran fuera del mercado tradicional.