in General

Reporte de Naciones Unidas sobre encriptación y anonimato

60. Los Estados no deben restringir el cifrado y el anonimato, que facilitan, y a menudo permiten, el derecho a la libertad de opinión y expresión. Las prohibiciones generales no son necesarias ni proporcionales. Los Estados deben evitar todas las medidas que debiliten la seguridad que las personas disfrutan en línea, tales como backdoors, débiles estándares de cifrado y key escrows. Adicionalmente, los Estados deben abstenerse de requerir la identificación de usuarios como una condición para el acceso a las comunicaciones digitales y servicios en línea y requerir registro de tarjetas SIM para los usuarios móviles. Las empresas deben considerar asimismo sus políticas que restringen el cifrado y el anonimato (incluso a través del uso de seudónimos). Órdenes judiciales de descifrado, sujetas al derecho local y al derecho internacional, sólo pueden ser permitidas cuando sean resultado de la aplicación de leyes transparentes y accesibles al público, aplicadas sólo de manera personal y caso a caso a individuos (así, no a una masa de personas), y sujetas a una orden judicial y la protección de los derechos de debido proceso.

Fuente: U.N. report: Encryption is important to human rights — and backdoors undermine it

Write a Comment

Comment