in General

propiedad intelectual o derecho de autor? parte uno

fotografía by Rickenbacker, en Flickr. (CC by-nc-nd)

Desde hace un tiempo con mi buen amigo Carlos Moffat veníamos dándole vuelta a la redacción de una serie de post temáticos respecto a derecho de autor y dominio público. Me parece que los apuntes y comentarios a los artículos de Eduardo Díaz son un excelente puntapié inicial para iniciar esta serie de boleas, gambetas y offsides del tándem RuizMoffat. A ver cómo resulta.

Este post se dividirá temáticamente en 3 partes y bloguerísticamente en dos. Esta es la primera, donde les contaré en qué consiste el derecho de propiedad y para qué sirve. En la segunda parte, me referiré en los mismos términos pero al derecho de autor en particular, qué es y para qué sirve, terminando con una referencia a cuales son los problemas que existen al mezclar ambas concepciones al agregarle el componente de la tecnología.

Cuestiones previas

1.- No está en discusión que exista algo denominado propiedad intelectual. Digamos que el cánon legal dice que el concepto aquel es el genérico para denominar tanto al derecho de autor como a la propiedad industrial. De que existe, existe. El problema no es ese, el problema es determinar qué es eso que dijimos que existía.

2.- No estoy tan seguro que la propiedad intelectual corresponda a estas “categorías vetustas”, pero de lo que sí estoy seguro, tal como Eduardo sugiere, es que a la luz de las nuevas tecnologías es a lo menos necesario “replantear el tema” del derecho de autor. Ya es de manual el ejemplo de cómo los artistas que hacen collages o los músicos que samplean música de otros seven expuestos a la ilegalidad gracias a legislaciones que no han logrado adaptarse a la nueva realidad: nuevas tecnologías permiten realizar creaciones a través del uso y la recreación. Hoy, todos somos autores.

1.- Qué es el derecho de propiedad y para qué sirve

La ley a veces nos aclara las cosas. Según la ley, el “dominio” o también llamada propiedad legalmente es un derecho real en una cosa corporal para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o derecho ajeno (a. 582 inc. 1 del Código Civil).

Esa definición no contempla, claramente, otra clase de derechos de propiedad, otras formas de propiedad, como la propiedad agraria, minera, familiar, e intelectual, que responden a una regulación particular dada la naturaleza y función de lo que se regula.

Eso explica, entrando a lo nuestro, que el mismo Código se refiera a la especie de propiedad sobre cosas incorporales y diga que

“Las producciones del talento o del ingenio son una propiedad de sus autores. Esta especie de propiedad se regirá por leyes especiales.”

Una especie de. Algo semejante, no igual.

La propiedad, entonces, tienes características fundamentales, esenciales que son ser un derecho real, ser un derecho absoluto, exclusivo y perpetuo.

1.- Derecho Real: No en el sentido de real como existente, sino que en contraposición a la categoría romana de derecho personal. Un derecho real es un derecho que se ejerce sobre una cosa sin importar persona alguna. Esta característica hace que podamos comprar el un CD virgen, grabarlo, botarlo o ponerlo en el parabrisas de una micro en Santiago para evitar que lo descubra un fotoradar, sin preguntarle a quien le vendió el CD o al fabricante si está de acuerdo con dichos usos.

2.- Derecho absoluto: Derecho a usar la cosa como se le antoje.

3.- Derecho exclusivo: No puede haber dos propietarios sobre una misma cosa con las mismas facultades sobre ella.

4.- Derecho perpetuo:La propiedad no vence ni se extingue por el paso del tiempo o por no ejercer el derecho. Dura mientras exista la cosa. Existiendo la cosa, existe el derecho.

Además, el derecho de propiedad implica facultades para su titular. Es decir, “poderes” que tiene alguien por el sólo hecho de ser titular del derecho de propiedad sobre esa “cosa”.
Estas facultades son básicamente tres: uso, goce y disposición.

a) Facultad de Uso: gracias a esta facultad es que el propietario de una cosa puede utilizarla libremente o servirse de ella.
b) Facultad de Goce: dada esta facultad, el propietario puede beneficiarse de los frutos de la cosa de la que es dueño. Por ejemplo, gracias a esta facultad si usted es dueño de esa mata de duraznos, también es dueño de los duraznos que aparezcan en su mata. (ejemplo aplicable a todo tipo de matas, uno nunca sabe)
c) Facultad de Disposición: facultad que emana del hecho que, como vimos, la propiedad sea un derecho absoluto. Implica que el dueño puede disponer de una cosa como le venga en gana, material o jurídicamente.
Materialmente, pudiendo destruir la cosa si quisiera. Si compro una taza, puedo romper la taza y nadie me dirá nada. Es la lógica de que el gato es mio y hago con él lo que quiero.
Jurídicamente, pudiendo enajenar la cosa: venderla, hipotecarla, constituir una prenda sobre ella, etc, etc.

Desde el punto de vista de las “acciones”, el derecho de propiedad se encuentra ultra regulado en nuestro sistema legal. Si existe una institución en el derecho civil chileno que la ley se haya esmerado más en proteger y regular es precisamente el derecho de propiedad, que en ese contexto tiene protección constitucional a distintos niveles, como propiedad propiamente tal, como protección de la libre iniciativa privada, como propiedad intelectual, etc. Sin contar las distintas acciones constitucionales (además de las clásicas reivindicatorias y posesorias generales) como la acción de protección, acción de amparo económico y ese cantinfleo jurídico que significa entender el derecho-de-propiedad-sobre-el-derecho-subjetivo-a-tener-un-derecho
-asegurado-en-la-constitución
. Pero esa es harina de otro costal.

Hasta acá llegamos con la configuración legal en términos generales de lo que es el derecho de propiedad o dominio, correspondiente a la primera parte de esta serie de posts. Luego seguimos con la segunda parte, donde descuartizaremos el concepto de derecho de autor, qué es y para qué sirve.

Write a Comment

Comment

  1. Qué coincidencia más agradable Claudio, justo esta semana comencé a leer un trabajo de Joquín Barceló justamente sobre el derecho de propiedad (creo que es del año 93).

    Es un documento bastante amplio (un PDF de 275 páginas), así que a lal uz de este post me parece oportuno recomedarlo.

    Acerca del fundamento del derecho de propiedad

    pd: ojo! a simple vista me parece un trabajo un tanto denso.

  2. Bastante interesante el tema de los derechos estos.

    Hace un tiempo escuche de la creative commons y de las licencias y derechos de autoria, y llegue a tu blog desde una entrevista aqui http://www.juque.cl/weblog/2005/06/30/creative-commons-en-chile-11-preguntas-a-claudio-ruiz.html y lo encontre bastante interesante, porque estoy escribiendo un libro con poemas y cuentos cortos, que realmente no se si sea bueno, pero me interesa licenciarlo con esas condiciones, y la entrevista y este mensaje de tu blog han aclarado muchas dudas que tenia respecto a las licencias y los derechos aqui en Chile.

    Estaré atento a ese tipo de mensajes y acalraciones de los derechos de autor y licencias.

    Otra cosa, justamente uso Linux para escribir mi libro programando en LaTeX asi que espero te hagas el animo de usarlo ya que es una gran herramienta.

    Muy interesante el blog, felicidades

Webmentions

  • Germenterror | Punk no es Rock » Blog Archive » USTED SABE HABLAR DE ESTO? November 12, 2006

    […] de la redacción: La relación entre propiedad y derechos de autor es bien problemática, como ya he hecho alusión en este mismo blog. La concepción de “dominio” sobre una obra intelectual es precisamente a exageraciones y […]

  • El Senado y las descargas de música por internet: una buena y otra mala » Super 45 November 12, 2006

    […] de la redacción: La relación entre propiedad y derechos de autor es bien problemática, como ya he hecho alusión en este mismo blog. La concepción de “dominio” sobre una obra intelectual es precisamente a exageraciones […]

  • Saucast.Net » Blog Archive » R003 - Registrar obras en Chile November 12, 2006

    […] Propiedad intelectual o derecho de autor Parte I […]

  • La SCD cree que se muere la música « Quemarlasnaves.net November 12, 2006

    […] de lado la discusión sobre la “propiedad” y el derecho de autor, que hemos explicado antes en este mismo blog, son los argumentos de este segundo punto los más llamativos por […]

  • El Diablo en los Detalles | Obras Huérfanas, o la “Larga Cola” de la Cultura November 12, 2006

    […] En esta serie de artículos sobre los Derechos de Autor, Claudio y yo hemos estado comentando distintos aspectos sobre la relación entre las leyes que regulan el quehacer de los “creadores” y la cultura en general. Quizás las dos conclusiones más importantes que uno puede sacar de esos primeros artículos es que para ser efectivo, el Derechos de Autor tienen que ser un balance entre la necesidad de los autores de ser reconocidos (y, uno diría, ser remunerados) y por otro lado, la importancia de que esas obras estén disponibles para uso de todos, en forma restringida, de forma que la cultura de enriquezca. […]

  • propiedad intelectual o derecho de autor? parte dos at Quemarlasnaves.net November 12, 2006

    […] Esta es el tercer artículo que es parte de un post conversado con Carlos Moffatt sobre derecho de autor. Usted puede acceder a la primera parte, donde diseccionaba el concepto legal de propiedad, y a la segunda parte, donde Carlos explica por qué no usar el concepto propiedad para referirse al derecho de autor, sólo haciendo click con el botón izquierdo de su mouse. […]

  • El Diablo en los Detalles | Propiedad Intelectual, Derechos de Autor: Dueños vs Creadores November 12, 2006

    […] En el primer artículo de esta conversación, Claudio parte desde un artículo de Eduardo Díaz y disecta la legislación de Chile para darnos una definición clara de la propiedad en su sentido genérico. Y nos adelanta, además, que en la próxima entrega disectará con la misma agilidad el Derecho de Autor (DA). […]