in Uncategorized

Como matar de nuevo a Gabriela Mistral

mistral.jpg

Cuando Gabriela Mistral murió en Estados Unidos en 1957 había a lo menos dos certezas. La primera, que su deseo fue que los dineros que se obtengan por la venta póstuma de sus libros en latinoamérica iría para los niños de Montegrande. La segunda, que su obra pasaría al dominio público el año 2007, cincuenta años luego de su muerte.

Hoy, ninguna de esas dos certezas son tales. La administración de los derechos de la poetisa es digna de un thriller legal cinematográfico, donde últimamente se ha dicho mucho, pero poco se ha hecho desde el punto de vista de la preservación y difusión de la obra de la premio Nobel. Si usted lee lo que se ha escrito en la prensa al respecto, por ejemplo, verá prácticamente una sola forma de analizar el problema: lo importante es quien va a recibir los inéditos encontrados en South Hadley y cómo se va a repartir el dinero de los derechos de autor.

Pero la historia es aún más entretenida. Y tiene en un diputado un protagonista inesperado.

A la muerte de Gabriela Mistral se hizo público su testamento donde la premio Nobel, consciente de los problemas que podían provocarse con su herencia luego de su muerte, días antes de su muerte decidió dejar estipulado el destino de muchos de sus bienes, documento que entre otras cosas sostenía que

(…) todos los dineros que se me deban que provengan de la venta de mis obras literarias en América del Sur, se los lego a los niños pobres del pueblo de Montegrande, Valle de Elqui, Chile. Dichos dineros deberán ser pagados a la referida Orden de San Francisco la que los recibirá y distribuirá, y la que decidirá acerca de qué niño o niños han de recibir este beneficio (…)

Hasta acá todo bien. Los dineros de la venta de los derechos en latinoamérica a los niños de Montegrande, administrados por los franciscanos. Trece años luego de la muerte de la Mistral, Chile tiene una nueva ley de propiedad intelectual, la hasta hoy vigente 17.336, que entre otras cosas estipulaba que el plazo de protección de las obras intelectuales sería durante toda la vida del autor más treinta años luego de su muerte. Esto significaba que, a la fecha de la publicación de dicha ley, había certeza que la obra de la poetisa pasaría al dominio público el año 1987. Pero tenía que pasar algo antes.

Luego de cambiarle el nombre al Edificio construido por el presidente Allende, posteriormente conocido como “Diego Portales”, Maximiano Errázuriz, por entonces un oscuro funcionario de la dictadura que se desempeñaba como sub-gerente de la editorial Universitaria tuvo una genial idea. Luego de haber llegado a sus manos una serie de cartas de amor escritas por Manuel Magallanes Moure a Gabriela Mistral, sospechó lo relevante que dichas misivas fueran publicadas por su editorial. Se puso en contacto, entonces, con Doris Dana, heredera universal de la poetisa, quien le negó el permiso para hacerlo.

img_4734.jpg

Al no tener el permiso, el hoy ingenioso diputado Errázuriz ideó una fórmula para poder publicar de todos modos ya no sólo las cartas, sino que también toda la obra de la poetisa, pasando por alto la autorización de la legítima administradora de los derechos de la premio Nobel. Dicha fórmula fue materializada a través del Decreto Ley 2560 del 24 de Abril de 1979, el que en un artículo único sostenía

Artículo único.- Autorízase la reproducción en Chile de la obra literaria de Gabriela Mistral, en forma total o parcial, ya se trate de obras inéditas o publicadas con anterioridad a este decreto ley.
Los interesados en realizar tales reproducciones deberán celebrar, previamente, con la Orden Franciscana de Chile, el correspondiente contrato de edición, el que se regirá por las normas de la ley Nº 17.336.

En otras palabras, y sin que existiera Congreso Nacional, se autorizaba la publicación en Chile de la obra de la Mistral obviando la autorización de Doris Dana. La respuesta de Doris Dana, claro, fue negar el agua y la sal a Chile. La respuesta de las editoriales, editar y publicar sin cesar.

El año 1992, habiéndose cumplido treinta y cinco años de la muerte de la poetisa, Chile realiza una modificación a la ley 19.336 del año 1970, aumentando el plazo de protección de derecho de autor a cincuenta años luego de la muerte del titular.

¡Hey, momento!
En el año 1992, aplicaba la regla establecida en la ley de 1970, que establecía un plazo de protección de treinta años luego de la muerte del autor. Esto significa que, oh sorpresa, no aplica para la obra de Gabriela Mistral en Chile, dado que la obra de Gabriela Mistral pasó al dominio público el año 1987, esto es, treinta años luego de su muerte.

Esto significa que desde el año 1987 en adelante, es posible usar libre y gratuitamente la obra de Gabriela Mistral sin pagar derechos de autor, porque estos derechos de autor le pertenecen al patrimonio cultural común. Pero la historia está lejos de terminar aquí.

luisbinimelisarquiyelargguillermoscallan.jpg

En las últimas semanas ha habido muchísimo revuelo periodístico por las obras inéditas de la Mistral que se hallaron a la muerte de Doris Dana. Luego de una serie de contactos y trámites, el argentino Guillermo Scallan y Luis Binimellis pasaron a ser representantes de Doris Dana en Chile y Latinoamérica, pensando en crear una fundación que, a la usanza de la Fundación Neruda, administre el dinero que por concepto de derechos le correspondería a la sucesión de Gabriela Mistral. Incluso equipos de investigadores se ha preocupado de ordenar y catalogar esta obra inédita que incluso reparticiones públicas se han encargado de repartir.

Y se ha ido más allá. En un nuevo arrebato de originalidad, y probablemente algo extasiados luego de tanto baile del koala, hace un par de semanas un par de diputados presentaron un proyecto de ley que pretende aumentar el plazo de protección de la obra inédita que se ha descubierto hasta setenta años de la publicación de la ley. Esto es, este par de diputados, uno Álvaro Escobar, el otro, que vuelve a la escena del crimen, Maximiano Errázuriz, pretenden que la obra de la Mistral pase al dominio público más allá del año 2077.

Más allá de la tontera, irresponsabilidad y frivolidad que supone este proyecto de ley, la discusión es ligeramente más importante, y se trata del rescate del dominio público. Una idea que rondó en influyentes legisladores como el a la postre Presidente Patricio Aylwin, quien sostuvo en la discusión parlamentaria de la ley de 1970 que “En verdad, una creación intelectual, por genial que sea su autor, no es sólo fruto de la mente de un hombre. Ese hombre pertenece a la comunidad. (…) Toda creación artística o intelectual, en alguna medida, pertenece a ese patrimonio cultural común, enriquece a toda la comunidad”.

Llama la atención que lo que más se haya repetido en la prensa es el deseo de la Mistral que los niños de Montegrande se beneficien de las ventas de sus obras. Y se ha repetido que el hecho que falten aún 20 años más para que sus obras pasen al dominio público es una buena noticia para estos niños que no han podido disfrutar de los beneficios según los deseos de nuestra premio Nobel.

La idea del dominio público es, precisamente, que la sociedad entrega a los autores una especie de monopolio de explotación por un lapso de tiempo de las obras que crean. Fundamentalmente, porque se cree que de esa forma se promueve la creación de nuevas obras. La figura del dominio público, por tanto, pretende equilibrar los intereses en juego, tanto los de los autores como el del público relativo al acceso público.

El que la obra de Gabriela Mistral esté en el dominio público es por tanto una gran noticia no sólo para los niños de Montegrande, sino para todos los niños toda vez que podrán usar, reproducir, y crear sobre la obra de la Premio Nobel, sin necesidad de retribución monetaria. Pretender que la obra de la poetisa se encuentre en el dominio privado, para de esta forma perseguir una explotación comercial de su obra, no es sino una forma más de apropiación del conocimiento y patrimonio cultural común. Cuando algunos hablan de protección, a veces quieren decir lucro y abuso.

Write a Comment

Comment

22 Comments

  1. A ver, dejame ver si entendí bien.

    1. Toda la obra de Gabriela Mistral está en el dominio público, incluso la obra encontrada ahora. No importa lo que digan los diputados, ni aunque exista una fundación.
    2. No me queda claro si los niños de Montegrando recibieron alguna vez algún peso.
    3. Si Neruda murió en 1973, entonces ¿toda su obra está en el dominio público?

    Cómo puedo saber si la obra de otros autores internacionales están en el dominio público?

    Hace un tiempo publique un cuento de Baldomero Lillo en mi blog, asumiendo que su obra esta en el dominio público, puesto que falleció en 1923, estoy en lo correcto, ¿verdad?

  2. Ojala esto saliera en noticiarios y en periodicos y se hiciera publico el descaro de ciertas personas.

  3. simplemente excelente post.
    muy muy completo.

    Creo que Maximiliano no podrá dormir tranquilo hoy en la noche.. pero solo por hoy

  4. Excelente texto,
    La historia es absolutamente increíble, como casi todo lo que sucede tras el poder.

    [Un buen libro podría contener los más gloriosos DL de la dictaura y una breve reseña de su origen y finalidad]

  5. @jorge: hay momentos en que las cinco famosas deben esperar 😉

    @eduardo diaz:
    1.- sí.
    2.- tengo entendido que no. Pero eso no tiene que ver con el derecho de autor. Muchos alegan que todo esto es gracias al DL de la dictadura. Pero resulta que el año 1979 ya habían pasado 22 años de la muerte de la Mistral y por tanto 22 años recibiendo derechos. ALGUIEN tiene esa plata.
    3.- No. Murió el 73 siéndole aplicable la regla del año 70 (30 años). Pero antes de cumplirse esos 30 años se aumentó el plazo a 50 años, y antes de cumplirse esos 50 se aumentó a 70. Neruda pasa al dominio público el 2043.
    4.- autores internacionales: aplica ley nacional
    5.- baldomero lillo murió en 1923, claramente está en Dominio público, puesto que en el peor de los casos se le aplicaría la regla de los 70 años, cuyo plazo ya está extinguido.

    @kamon: lo que pasa es que es políticamente incorrecto decir que están payaseando y que la obra debiera pasar al dominio público. Debieran haber medios y periodistas más comprometidos y sin tanto miedo. Pero bue.

    @pedro: Maximiano tiene cosas más importantes que hacer. Como ponerle candado con llave a la tele de su casa. Googleen 😉

    @nadie: sí, es buena idea! 😉

  6. Interesante artículo; mira Claudio, soy un estudiante de periodismo de la unviersidad de los andes y estoy haciendo un reportaje sobre este tema de Gabriela Mistral, y me gustaría mucho contactarme contigo para conversar acerca del tema o si te puedo entrevistar. Espero me respondas lo antes posible a mi mail. saludos
    Fabián G.

  7. Excelente artículo sobre el expolio a la cultura común.

    En España pasó algo parecido, pero a nivel general con la ley de 1987 que reintegró al patrimonio privado las obras que habían entrado en dominio público de acuerdo a la legislación anterior.

    Felicidades.

    Un saludo.

  8. Muy bueno el artículo. Solo falto señalar que el DL 2560 fue derogado en 2003.

    Salu2

  9. Otra cosa: la diferencia del sistema del DL 325 de 1925, vigente a la muerte de Gabriela Mistral, con el de la ley 17.336 (registro y mera creación).

    Salu2

  10. que mas se podia esperar de este pais que no la aprecio en vida y que siempre la ignoró, ustedes creian que iban a respetar su ultimo deseo…..

  11. lo de gabriela mistral deben ponerlo
    en un museo GRATUITO y no apropiarse
    de lo que ella nos dejo y si alguien
    quiere aprovecharse de eso
    los unicos que tienen derecho
    es la familia de ella

  12. Soy compositora y musicalizadora mexicana con 25 años de trayectoria,con un prestigio (diría yo) bien ganado. Una parte importante de mi labor, se sustenta en el interés por musicalizar a autores de la poesía latinoamericana del siglo XX. Dentro de este rubro, musicalicé hace algunos años el poema “Balada de la Estrella” de Gabriela Mistral, el cual, tengo por objetivo lleva a mi quinto material discográfico y, francamente, estoy desconcertada porque no sé si debo o no debo pagar derechos y si debo solicitar autorización o no y a quien. Es lamentable la situación por la que atraviesan muchos de los derechos de nuestros poetas. Escribo a través de esta ventana, solicitando la mayor información posible. Cabe agregar que la grabación de este poema musicalizado, forma parte del proyecto becario del Fondo Nacional `para la Cultura y las Artes CONACULTA, 2007-2008 asignado a mi persona como titular de. Agradeceré toda la orientación posible al respecto.

    Atentamente

    Nayeli Nesme
    (Ciudad de México)

  13. Porfavor pido a todos los interesados que me den las ultimas noticias sobre este caso, ya que estoy haciendo un estudio profundo de derecho de sucesiones, albacea y testamento,soy estudiante de derecho y ciencias politicas.

    GRACIAS.

  14. Qué decir… hay todo un tema con los derechos de autor, y como si bien estos fomentan la creación, propiciando que quien los posee pueda comer… pucha que se han cometido abusos.

    Con respecto a todo lo que se ha dado a conocer en el ultimo tiempo… personalmente lo agradezco.

    Más allá de las apreciaciones, excelente tu post.

    saludos

Webmentions

  • REVELACIONES CHUCARAS » Blog Archive » Hasta la vista, Maxi December 23, 2011

    […] de un político conservador, pinochetista y autor y promotor de curiosas normas, como la que se encargó de detallar Claudio hace un tiempo, y el que contemplaba una suerte de pensión para los ex parlamentarios (terra). […]

  • Popeye al dominio público « iBlawg.cl December 23, 2011

    […] Vía ABC.es, me entero que, al menos en Europa, la caricatura en cuestión entró al dominio público. Sería interesante hacer el ejercicio en Chile (me da lata hacer el ejercicio). Como sea, un posteo de Claudio puede dar pistas sobre el punto. […]

  • Hombre de latón » Autores en el dominio público chileno December 23, 2011

    […] de Claudio Ruíz, publicado en QLN, bajo licencia Atribución – Compartir Igual de Creative […]

  • De la actividad de los honorables y sus proyectos de ley December 23, 2011

    […] PD: Si quieren leer otra triste historia de Don Maximiano , lean el excelente artículo de Quemarlasnaves.net de titulado “Cómo matar de nuevo a Gabriela Mistral“ […]

  • La paradoja de los plazos de protección « Quemarlasnaves.net December 23, 2011

    […] de manuscritos inéditos de la Premio Nobel Gabriela Mistral, fallecida en 1957, este tema ha tomado una actualidad súbita. Han aparecido actores preocupados de la recuperación del patrimonio literario de la poetisa, […]

  • Pebre » Blog Archive » Gabriela Mistral, derechos de autor y dominio público December 23, 2011

    […] En el blog Quemar las Naves podemos ver un gran post que revela unas cuantas cosas sobre el estado legal de las obras de Gabriela Mistral… ¿Está la obra de Mistral en el dominio público, si ella murió en 1957? ¿El dinero de las ventas póstumas de sus libros se destinó a los niños de Montegrande, según deseaba ella en su testamento? ¿Quién tiene los derechos de las obras de la poetisa? Un sinfín de irregularidades que no dejan muy bien parado al sistema chileno. Link. […]

  • holamichel / » Blog Archive » ni el ultimo deseo se respeta December 23, 2011

    […] a claudio, que nos pone al tanto de la penosa y decadente historia detrás de el legado cultural de la premio nobel de poesía: gabriela mistral, me he dado cuenta de lo visionarios que fueron […]

  • meneame.net December 23, 2011

    Como matar de nuevo a Gabriela Mistral…

    Cuando Gabriela Mistral murió en Estados Unidos en 1957 había a lo menos dos certezas. La primera, que su deseo fue que los dineros que se obtengan por la venta póstuma de sus libros en latinoamérica iría para los niños de Montegrande. La segunda…