in General

Acerca de los refritos de los ochenta

De hecho, ha sido tan explotado que ya nos hemos quitado todas las manías y hemos y podemos canibalizar a A-Ha, Hall & Oates, el Tango in the night de Fleetwood Mac o incluso alguna aventura en solitario de Sting. Lo que entonces era asquerosamente maduro, hoy es melancólico. Lo que antes era música para yuppies, hoy es pop para listillos. Primero era irónico y no hacía gracia. Ahora se presenta sin máscara, ni coartada intelectual, ni nada que se le parezca. De aquí a poco, si seguimos a este ritmo, celebraremos el legado de Shania Twain y no se nos escapará ni media sonrisa.

Xavi Sancho de El País, reflexionando de estos refritos ochentenos a los que nos hemos tenido que acostumbrar en estos últimos años, a propósito del estupendo disco nuevo de Broken Bells. 

Write a Comment

Comment