in General

Sobre el uso de la corbata

La corbata es tan potente que no sirve para nada: solo para definir a quien la usa. La corbata es, sobre todo, un signo de pertenencia: un uniforme. La corbata es el nudo que los ata a un pasado ni siquiera glorioso: soy así, soy un hombre, soy igual a mi papá y mi abuelo. La corbata los ata a las tradiciones más oscuras: poder, grandes empresas, el gobierno, los tribunales, el curro en cada una de sus formas. La corbata los ata y los delata: soy uno de esos que creen está bien que el jefe me mande y que yo reviente diez horas por día por la plata, para ganar un poco de plata para mí y mucha para ellos –o, si no me lo parece, no se me ocurre otra manera.

Martín Caparrós, uno que casi siempre tiene razón, en diario El País de principios de octubre de 2013

Write a Comment

Comment