in General

Piñera la democracia y la cultura según la derecha

Hay una antigua discusión respecto del rol que debe asumir el Estado respecto de ciertos derechos fundamentales. Por ejemplo respecto de la libertad de expresión, para algunos el rol del Estado se agota en no interferir en el ejercicio de tal derecho, mientras que para otros, dicho rol debiera ser activo en orden a, además, establecer condiciones igualitarias para el debate de ideas en el foro público, a través de, por ejemplo, el fomento de opiniones disidentes a las mayoritarias.

De esto me acordé al leer el acierto de Gonzalo Maza respecto de la opinión del candidato presidencial de la derecha chilena Sebastián Piñera -y gran favorito para las elecciones de diciembre- respecto de las políticas culturales de su eventual gobierno, en particular respecto de los fondos públicos destinados a proyectos culturales, una de las formas en las que ese rol activo del Estado se manifiesta en estos temas.

En entrevista televisada, el candidato Piñera sostiene que

“Nosotros vamos a crear un Fondo de la Promoción de la Cultura y el Arte Chileno (…). En lugar de asignarlo con cuoteo político, como ocurre hoy día, lo vamos a asignar democráticamente. Le vamos a pedir a la propia gente para que, a través de encuestas de opinión pública, ellos decidan hacia donde quieren ellos que vayan estos fondos de promoción de la cultura. Que la propia gente decida qué cultura es la que quiere promover.

– Sin jurados especialistas…
– No, no, no. Si los jurados especialistas al final tú sabís que de especialistas tienen re poco y al final termina siendo puro cuoteo político… Nosotros pretendemos hacer una cosa mucho más democrática. Preguntarle a la gente, a través de una consulta, cuáles son los artistas, cuáles son las áreas de la cultura chilena que se quiera promover.

Además de lo sorpresivo de estas declaraciones, resulta notable considerar que esta debe ser de las pocas ocasiones donde el candidato se ha referido a las políticas culturales que su eventual gobierno promovería. Sobre todo en estos días donde se hace cada vez más patente la escasa importancia que tienen los temas culturales en el programa presidencial de la derecha.

Por lo demás, estas declaraciones sorprenden por varias razones. Les comparto dos.

Primero, porque las propuestas artísticas más interesantes y de vanguardia -las que requieren recursos- no siempre son populares. Casos hay para regodearse, pero es cosa de pensar desde los pintores flamencos hasta el graffitti pasando por los impresionistas y el arte pop. La misma experiencia nos dice que estas propuestas suelen ser críticas respecto de las estructuras sociales y de poder. La pregunta es si la sola elección popular es un criterio suficiente para apoyar propuestas artísticas valiosas. Y la experiencia nos dice que no es así. Si lo que queremos es financiar sólo éxitos probados, pues entonces esa debiera ser una directriz política.

Segundo, porque pareciera ser que para algunos la democracia se consume con la elección popular. Y mientras más asuntos complejos resolvamos de acuerdo a la regla de la mayoría, más apegados somos a los estándares democráticos, lo que está lejos de ser un supuesto. En primer lugar, hay ciertos derechos que hemos denominado fundamentales que están lejos del juego de las mayorías, porque como sociedad así lo hemos querido. El tener este tipo de derechos no nos hace menos democráticos. Y en segundo lugar, si utilizáramos la regla de mayoría para resolver -por ejemplo- casos judiciales, en buena cantidad de oportunidades veremos que los ánimos del momento nos llevarían a situaciones extremas que no son razonables desde la lupa del derecho constitucional.

Soy de los primeros interesados en conocer las propuestas de política cultural por parte de los candidatos presidenciales. Pero la verdad es que con la información que nos llega no nos queda otra que seguir mirando el futuro con resignación y molestia.

Write a Comment

Comment

28 Comments

  1. Osea que si quieres beneficiarte con los fondos de cultura tienes que dedicarte al reggaeton… excelente iniciativa para terminar de matar el arte.

  2. Claudio, la frase “está lejos de ser un supuesto” me parece que señala exactamente lo contrario de lo que quieres decir.

    Lo correcto sería “está lejos de ser un supuesto razonable” o bien “está lejos de ser una realidad deseable”.

    Saludos,
    Rodrigo

  3. Es el péndulo. Actualmente está en el extremo contrario, casi puro “pituto”, no hay otra forma de llamar, por ejemplo, a la asignación de más de 100 millones para reparar el Teatro San Ginés (¿es un teatro de precios populares? no ¿es un teatro que invita a escuelas gratis a funciones especiales?). Y así otros tantos casos.

    Lo mismo en la ciencia y los fondos que se van para Bunster (ex Teitelboim), el que – ¡oh sorpresa! – forma parte de comisiones que asignan.

    ETC ETC ETC

  4. Siempre se critica y acusa de corrupción al tema de la asignación de fondos culturales, pero las pruebas nunca llegan. Lo que si me queda claro es la arrogancia de este patán que se carga a intelectuales y artístas por ser examinadores. ¿Donde están los méritos de la Diputada Karla Rubilar nombrada en la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos? ¿Cuales son los méritos de senador de la UDI, Jorge Arancibia, para ser presidente de la comisión de salud?

  5. Creo que lo peor es que esa afirmación revela improvisación y falta de propuestas concretas. “Como no se que hacer mejor dejo la plata y que la gente decida lo que quiera”… alguien dijo pan y circo? o populismo? Da a entender que no hay una política de promoción de la cultura o una visión sobre el tema. OK, la formula actual (Fondart) puede no ser la mejor, pero es perfectible.

  6. Gracias por el link… Este tema debe debatirse. Los fondos deben perfeccionarse, y en mi caso, desde un punto vista crítico, he visto cómo se perfeccionan (en el cine, por ejemplo, ahora traen jurados internacionales de renombre, garantizan anonimato de los proyectos en su evaluacion artística, dan transparencia en la rendición final, que a partir de este año serán sesiones públicas), aunque han fallado en comunicar esos cambios, porque si Piñera entra por lo palos con esta propuesta populista es porque sigue rondando la idea de que se entregan ‘por pituto’, a los amigos, que los proyectos son malos, etc. Esas acusaciones (o la que hace Piñera, la del cuoteo político, que es derechamente falsa: muy pocos jurados/artistas son militantes políticos) son injustas, pero quedan en los votantes e inician un espiral bastante peligroso: el de la injuria, miente miente que algo queda.

  7. Las cartas sobre la mesa: votaré por Piñera, aunque sus propuestas en general y ésta en particular me parecen idiotas.

    Dicho eso, quisiera comentar algo a lo que te refieres de pasada, Claudio, y que me parece fundamental. La afirmación “En primer lugar, hay ciertos derechos que hemos denominado fundamentales que están lejos del juego de las mayorías, porque como sociedad así lo hemos querido” es un razonamiento circular, ya que afirmas la mayoría decidió que hay cosas que la mayoría no puede decidir; es decir, le concedes validez a la democracia para fijar los límites de la democracia.

    Yo no he resuelto el problema en términos que me dejen satisfecho: en términos infantiles, si la mayoría quiere un rey, ¿es un rey democrático? Dado que no hay dioses (o que no los utilizamos para fijar nuestra ética), ¿de dónde obtienen validez los principios fundamentales, sino es por la aprobación de la mayoría? ¿Y si la mayoría invalida su propia autoridad?

    No tiene mucha relación con el post, pero, ¿qué piensas al respecto, Claudio?

  8. Fabián,
    Tienes razón en que la frase es imprecisa. En todo caso, la observación respecto del conflicto entre derechos y democracia es antigua como el hilo negro. Si lo piensas detenidamente, la concepción liberal de los derechos como “escudos” implica que son por definición antimayoritarios. En fin, hay millones de hojas escritas por gente infinitamente más inteligente y clever que yo haciéndose esas preguntas.

    Bueno, hasta ahí el offtopic. 😉

  9. A mi juicio, no vale la pena discutir lo que dice Piñera en esta materia, lo que dice es simplemente impracticable y, más allá de eso, me parece que fue medio improvisado para echar la talla con el Negro Piñera. Si mantiene estas ideas cuando presente un programa de gobierno, tendremos que entrar a conversar.

    Saludos

    JP
    http://www.nosoydelincuente.cl

  10. OK. Considero pésima la idea de Piñera y francamente también me gustaría escuchar las propuestas presidenciales sobre la cultura.

    Creo que el asunto tiene que ser heterogéneo, representantes de diversos estamentos culturales con cero vinculación política, cosa que creo -disculpen mi ignorancia- no ocurre ahora. Por otro lado, eso de que si hacen una consulta popular, la cultura chilena sería el reggeaton, bueno lo dudo, pese a que hay una gran mayoría. Pero también hay harta gente que le gusta el jazz, otros el folclore, etc.

    PD.- Oteen esta noticia:
    http://www.publico.es/ciencias/tecnologia/212449/millon/dolares/descargarse/siete/canciones

  11. No me parece que exista una correlación convincente entre lo que quiere la mayoría y lo que se quiere ver, escuchar o hacer. Pienso que la solución va por una vereda distinta a la del “…reggaeton y cumbia hasta el hastío…” por muy cultura popular que sea. No sé. Al menos, en regiones es así sobre todo reggaeton). Soy más de la idea de transparentar y descentarlizar los fondos y actividades culturales. Claro que con estos dos candidatos… uff!!! se pueden esperar puras cosas que no asusten a tu abuela y generen el menor debate y pensamiento posible. Es decir… reggaeton y cumbia hasta el hastío..
    Saludos.
    Peace.

  12. Estoy de acuerdo en gran parte de lo que se dijo, pero algo un alcance. ¿No sería sumamente positivo que las votaciones, encuestas, etc. sean de un carácter comunal?

    Es cierto que hay que apoyar a los artistas de vanguardia y conceptuales, pero también es legítimo que mi abuelo y tios del campo puedan apoyar a los artistas que los identifican y que no sé si en la actualidad son ayudados por el Estado.

    Siento que el arte no es solo creación (como se ha venido diciendo), sino que también ayuda a construir la identidad de los pueblos y desde esa perspectiva votar por aquello que me identifica, especialmente cuando son grupos pequeños, ayuda a construir identidad y diversidad.

  13. Difiero un poco de eso último que dice Claudio.

    Una cosa es pertenecer a una comunidad y representar o formar parte de su identidad -lo que sirve en parte, pero no del todo- y otra cosa muy distinta es entender y hacer conscientes ideas acerca de como funciona y que se requiere para que ande la máquina, para poder incidir en las decisiones que deban ser tomadas para darle dirección.

  14. me parece razonable la propuesta de piñera. quizas le falta desarrollo, pero me parece extremadamente bueno que la gente que quiera interesarse en el destino de los fondos de gobierno asignados a cultura pueda participar en el proceso de entrega de estos.

    no veo nada de malo en que eventos culturales de reggeton sean financiados con dineros del estado. acaso debemos tener miedo de una eleccion hecha por la gente a su gusto? y este evento de reggeton es menos deseable que el musicircus de cage? solo porque es menos “culto”?

    me parece poco probable que, en caso de haber una votacion voluntaria para definir el destino de esos fondos, todas las obras ganadoras sean reggeton. si es voluntario, quienes realmente esten interesados en la cultura participaran y tomaran las decisiones. y tendremos variedad.

    me queda claro que probablemente duchamp nunca hubiera ganado uno de estos fondos, pero estoy cierto que cualquier futuro duchamp chileno podra acceder a miles de espacios para ser financiado y si se pierde en la oscuridad por no recibir un fondo estatal, sin duda que no era un futuro duchamp.

  15. Primero: hay experiencias interesantes en presupuestos participativos en el nivel estadual en Brasil (Porto Alegre). Si la idea es buena, como dice Shaitan, ¿por qué no extenderla a otros ámbitos como infraestructura, educación, previsión, fomento productivo, salud..?

    Segundo: la propuesta de Piñera (“preguntémosle a la gente qué quiere”) puede confundirse con un estudio de mercado. Y convendría entonces establecer si los fondos públicos están para reforzar lo que el mercado ya financia, y si fuera así, cuál sería su fundamento entonces.

  16. Juan Pablo: No creo que en un país con cada vez menos identidad sea válido afirmar que esta sea “inútil”. Al contrario, tener una cultura propia (y que mejor para desarrollarla que el sistema que propone Piñera) es fundamental si Chile quiere aspirar al desarrollo.

    Feña: Tienes toda la razón, hay que preocuparse que los artistas que reciban los fondos estatales sean aquellos que no tienen apoyo del mundo privado.

  17. @luis y en general: una consulta, los fondos estatales debieran ser para financiar a los artistas o al publico?

    yo me sentiria mucho mas agradado con una ley que financiara y promoviera el acceso al publico a la cultura, mas que un financiamiento para artistas directamente.

    un ejemplo para mi seria el financiamiento estatal de espectaculos como el fallecido (al menos en chile) love parade, que en su ultima ocasion lleno la alameda de gente bailando y disfrutando (de todas edades, credos y tendencias sexuales). o todos los espectaculos que llenaron la plaza de la constitucion durante enero.

    la verdad es que me molesta enormemente el concepto de tener que financiar a artistas sin que esto implique una difusion real para el publico. o peor aun, con la soberbia de “mi arte es tan especial que no lo entiende cualquiera”.

  18. @Luis: por favor lea bien lo que yo dije, nunca escribí nada parecido a que la “cultura” o la “identidad” fueran inútiles.

    Con respecto al resto, por mi todo bien con que sean financiados eventos y proyectos como el love parade o el reguetón, pero solo si de verdad fueran a apoyar la formación de una identidad fuerte, de una cultura robusta en el país. Si son solo un pachangueo que dura un día, son inútiles.

    Lo que no significa que concuerde con lo que dice Piñera. Él plantea un salgo cualitativo muy tonto. Está bien cambiar algunas estructuras, pero cualquier persona que haya participado de estos fondos puede saber que los jurados que participan de esos concursos, tal como se equivocan, en otras áreas son útiles. Sacarlos de raíz me parecería un berrinche más que una propuesta útil, un berrinche miope.

  19. @Luis: no estoy seguro que el Estado DEBA financiar creaciones mirando únicamente lo que el mercado no hace. Si el mercado ha condenado al ostracismo al cantante Rodolfo Navech, por decir un nombre señero, ¿debe subsidiarlo el fisco? ¿Por qué?

    Sólo digo que el caso inverso -hacer un estudio de mercado para gastar los fondos públicos- es irreflexivo y es populista.

  20. Creo en realidad que la opinión de Piñera en cadena nacional obedece ciertamente a un autogol por parte de su hermano, es insensato pensar que el público pude elegir hacia donde orientar los recursos de la “cultura” en nuestro país, sólo habla de una improvisación sobre el tema y que espero sea corregido en el corto plazo. Por otro lado y creo también es importante pensar el porqué los artitas se sienten tan afrendados? por estos comentarios, muchas veces va ligado a que para ellos se les acaban sus ingresos?será esto porque no son del gusto de la gente?. Para hablar de cultura no solo debemos referirnos a los cantantes pintores o poetas, sino a lo que somos como sociedad, una sociedad que carece de personalidad propia y que presenta una habilidad innata para que le digan que hacer, de expresiones de cultura está lleno nuestro país: música indígena, cultura en construcciones del sur de nuestro país, culturas perdidas en el norte, basta con viajar solo dos horas a la costa para recordar lo que eramos como expresión de cultura hace ya tantos años. Nuestra cultura sufrío un quiebre desde el término de la democracia y finalmente se transformó en populismo, beneficiando a quienes están más con un lado que con otro, beneficiando apellidos por sobre las buenas ideas. Es cierto que hoy se ha transparentado pero ¿porqué la ministra de cultura es quien es? poque es una persona que seguramente tiene méritos academicos, pero los tiene de gestión?, con quien trabajas cuando tienes un puesto de poder? seguramente con tus amigos y conocidos, por dato, por confienza, pero porqué no por capacidad?, será porqué esa si es nuestra cultura?.
    No se la verdad de cultura estamos rodeados de ella pero no la vemos o no la dejan ver

    a absterense es la única forma de demostrar nuestro parecer

  21. Ojalá que mucha gente vea la posición de Piñera respecto a este tema.

    Seguramente debe ser un los problemas menos complejos que deberá resolver si llega a la presidencia.

    UN MONO, CON NAVAJA …

  22. Se la dejaste boteando negro …

    La agarró llenita …

  23. Me parece una idiotes quizas muchos tienen malas experiencias con el Fondart u otro fondo concursable, pero prefiero como son ahora que sean de esa manera en un futuro lejando o cercano.

    Muera PIÑERA y su cultura de TV

Webmentions

  • Debate: ¬øY ahora que pasar√° con la cultura y el arte? « Lo que pasa por tu cabeza November 19, 2009

    […] Con cultura, me refiero principalmente al mundo art√≠stico y literario, el que tiende a ser m√°s cercano a la izquierda que otra cosa. Pero adem√°s de eso, el nuevo presidente ha dado se√±ales de que no tiene idea de que est√° hablando cuando habla de cultura, cuando menciona ideas populistas, como la idea central de su programa de gobierno. Ahora, la cultura se decidir√° por focus groups, aparentemente. […]