in General

Creadores versus Cobradores

200901131305.jpg

De partida, quiero aclarar algo que pareciera ser evidente, obvio, pero que para algunos no deja de ser sino una anécdota, que esto es un blog personal.

La noticia de lo que va del año es la renuncia de Santiago Schuster a la Dirección General de la SCD, cargo que ha desempeñado en los últimos 24 años. Según la nota de prensa y la declaración oficial de la entidad de gestión y cobro, la renuncia se produce luego del vergonzoso affaire que involucró al cantante Fernando Ubiergo -a la sazón Presidente de la entidad- con la utilización de software sin licencia en una presentación oficial en el norte del país.

En este blog, en otros y en público he hecho saber mis profundas discrepancias con las políticas promovidas por la SCD en materia de derechos de autor, que históricamente han promovido un sistema que sólo supone beneficios para algunos creadores en detrimento de todos los ciudadanos. Algunos desinformados -o a estas alturas derechamente ignorantes- insisten en que quienes mantenemos una posición divergente pretendemos la abolición del derecho de autor o que nuestros autores no reciban lo que merecen por la utilización de sus obras. Incluso algunos se han atraveido a vociferar histéricamente que algunos amedrentamos y somos pagados por multinacionales para acabar con los derechos de los artistas. Con declaraciones ridículas y sitios web delirantes, algunos han pretendido satanizar a quienes pensamos distinto.

Pero me da la impresión que el descalabro tras el vergonzoso episodio del software pirata (parecida a la historia del cura que oficiaba la misa en colaless) debiera ser una gran oportunidad para separar aguas dentro de la entidad de gestión.

A la luz del desarrollo de las nuevas tecnologías, esta política de sobre protección y tolerancia cero a las excepciones y limitaciones que favorecen al público sólo favorece a los mayores detentores de royalties por derechos de autor que no son los músicos sino que son las empresas discográficas. Por eso llama la atención que en el marco de la discusión por la modificación de la ley de propiedad intelectual, los únicos que están junto a la SCD sea la IFPI, agrupación internacional que agrupa a las disqueras multinacionales. En otras palabras, mientras Fernando Ubiergo subía toda su discografía a su página web, los Directores del organismo se asociaban con las discográficas para tener una ley todavía más restrictiva.

Lo que quiero decir con esto, es que tal vez es el momento que los músicos y creadores chilenos tomen las riendas de la entidad de gestión. Tal vez llegó el momento en el que los intereses de la entidad de cobro (que por lo demás se lleva un 30% de lo que recauda sólo en el vago concepto de “administración”, repartiendo la mitad de eso a los músicos chilenos) se separen de los intereses de los creadores y artistas.

Quiero pensar que los creadores chilenos no pretenden una ley que criminalice lo que hacemos en internet y me gustaría creer que los artistas de Chile también están de acuerdo en tener un trato justo para todos, para bibliotecas y para el público. Tal vez llegó el momento que los intereses de la SCD sean también los intereses del público, de los creadores, de los artistas y de sus socios. De todos sus socios, claro está.

Write a Comment

Comment

29 Comments

  1. Un blog personal, estamos de acuerdo, pero, como dice el dicho: un hombre es dueño de su silecio y esclavo de sus palabras.

    Y tu felicidad ante esta noticia, tiene que ver con asuntos personales, mas que la busqueda del supuesto “trato justo para todos”.

    Por otro lado, tu posicion en este tema ha sido bastante poco informativa. La base de toda la discusion ha sido: si es que la ley se modifica, el infierno se desatara en Chile y van a prohibir las licencias creative commons y no voy a poder a citar mas de 10 lineas y no voy a poder ni siquiera silbar una cancion sin pagar derechos de autor a las discograficas.

    La verdad es ‘levemente’ diferente:

    1) Las licencias creative commons se tuvieron que adaptar a la realidad chilena (tal y cual como se han adaptado a cualquier pais que no sea gringoland) porque es necesario cumplir con ciertos requisitos de la ley chilena: el reconocimiento de la paternidad. En ese trabajo participo una organizacion en la participas en un cargo directivo tu (Derechos Digitales).

    2) Actualmente tampoco se pueden citar mas de 10 lineas, pese a que algunos diputados, como Jorge Inzunsa, no lo respeten.

    3) Siempre has podido silbar una cancion sin pagar derechos de autor y aun si fuera obligatorio, para 11egar a un nivel asi de cobro seria necesario contar con tantos recursos, que… el costo de cobrar seria sideral (colocar camaras y microfonos en toda la ciudad aparte de sotfware de reconocimiento facial… es caro, aunque si se asocian con un gobierno dictatorial a lo mejor serviria).

    Bueno. Felicitaciones, llevan dos directivos menos y… seguramente el proyecto de ley ya esta ganado por Derechos Digitales, pero ¿eso es un triunfo personal? Si, siempre que se vea como una pelea personal y… espero que no te lo estes tomando asi (http://twitter.com/claudio/status/1113908426 , aunque era mas impresionante cuando tenias al caballero de terno con el dedo en el ojo de avatar).

    Ignacio.

  2. “3) Siempre has podido silbar una cancion sin pagar derechos de autor y aun si fuera obligatorio, para 11egar a un nivel asi de cobro seria necesario contar con tantos recursos, que… el costo de cobrar seria sideral (colocar camaras y microfonos en toda la ciudad aparte de sotfware de reconocimiento facial… es caro, aunque si se asocian con un gobierno dictatorial a lo mejor serviria).”

    Entiendo que Ignacio quiere decir que para demostrar el delito se necesitarían recursos infinitos y que eso es imposible.
    Sin embargo, en la actualidad nadie debe demostrar que un restaurant usa música con derechos de autor para cobrarle, así que bajo esas mismas normas podría llegarnos a todos los silbadores un cobro por el supuesto de que silbamos música protegida. ¡Chan!

  3. Ignacio,

    De hecho, la “base de toda la discusión” no son los ejemplos que tu citas, ya que si fueran representativos estaríamos hablando de un tema más o menos trivial.

    El tema se refiere a una ley balanceada que respete el derecho de la ciudadanía en general de usar la cultura que se genera en la sociedad. Como bien dices, la ley hoy es tan restrictiva que ni derecho a cita tiene. Eso no solo significa falta de balance: significa que difícilmente podemos tener una sociedad donde se puede tener una discusión o hacer una crítica sin la amenaza de ser demandando. ¿Que clase de democracia es esa?.

    Como esto, hay muchísimos ejemplos de como la ley es deficiente. Tú puedes trivializarla todo lo que quieras, pero eso no quita que la pelea valga la pena pelearla.

    Y un último punto: insinúas que le cabe alguna reponsabilidad a los oponentes de la SCD (“Felicitaciones, llevan dos directivos menos y… “) pero no hay que leer la historia de las renuncias para saber que fue la hipocresía de la SCD la que llevó a la caída de Ubiergo y Schuster. Herida autoinfringida, pues.

    Saludos.

  4. Es una regla de lógica simple: Si afirmas un hecho poco común lo tienes que probar. Lo ‘normal’ es que se utilice musica protegida por derechos de autor en un local para ambientar.

    Supongamos entonces. Supongamos que sea un restaurant gourmet que solo acepte pubico especial al cual le guste la musica refinada: selecta o el jazz clasico. Supongamos ademas que el local se preocupa de solo tocar musica que ya no este protegida por derechos de autor. Aun asi le tendria que pagar a los interpretes (salvo que utilice grabaciones historicas).

    Supongamos otro ejemplo: Supongamos que el restaurant tiene como publico objetivo solo a gente que se dedique a discutir sobre los derechos digitales y le alegan al dueño del restaurant que coloque musica con licencia Creative Commons. Entonces el dueño del restaurant va y busca por internet musica bajo esa licencia y solo pone esta musica. ¿Que licencia tiene? Si se fijan la gran mayoria de la musica bajo licencia Creative Commons tiene como limitacion: no uso comercial. ¿Es comercial el uso del dueño del restaurant? ¿Si saca la musica y pone a Madonna o a Illapu van a volver los posteadores a su local? Si le pidieron que cambiara la musica, a mi me parece que no.

    Entonces coloquemos un ejemplo aterrizado: el dueño del local solo coloca musica que le gusta a el y que conocen sus amigos, tipos comunes y corrientes. Entonces esa musica, en el 99,9% de los casos debera pagar derechos de autor.

    Y, coloquemos el ejemplo mas tipico: La radio. El dueño del local coloca una radio para amenizar a los parroquianos. ¿Debe pagar por ese uso? Si, porque la radio paga por usar la musica y alguien la escuche en su casa, pero no paga porque llegue un tipo y atraiga a clientes a su local con esa musica o, lo que es lo mismo, no paga una licencia con derecho a relicenciar (ya sea de manera gratuita o mediando un cobro) la musica. Lo mismo si el esforzado dueño de1 restaurant compra cds. El precio que paga es por escucharlos en su casa.

    De ahi que no sea necesario probar algo que es obvio: si pones musica en un local, es altamente probable que el uso que tu le estes dando este protegido por los derechos de autor.

    Y, hasta donde se, aun tenemos patria ciudadanos (y Constitucion), y sigue siendo necesario una prueba para condenarte.

  5. Ignacio:

    Primero que todo, no sé dónde leíste felicidad de mi parte por la noticia. Segundo, lo que declaras como “la base de la discusión” la verdad es que no sé dónde lo has sacado porque es absolutamente lejano de la realidad.

    Tercero, que yo sepa no hay una campaña para sacar directores de ningún lado. Cuarto, que yo sepa el proyecto de ley sigue su camino y no sé si está “ganado” por alguien.

    Bueno, sobre el twitt que citas, está absolutamente desconextualizado (la pista: mira su hora de publicación). Y respecto de la imagen de twitter, creo que la fotografía original es infinitamente mejor. Y es de El Mercurio de hoy, por cierto, página C14.

    Sobre tu segundo comentario, la verdad es que no se entendió mucho la idea.

  6. Carlos: Los ejemplos que yo cito son los que se han puesto sobre el tapete en este blog y otros.

    Y estoy de acuerdo con que la ley sea ba1anceada, y eso excluye clausulas de irresponsabilidad absoluta (aun en los casos en que normalmente alguien seria responsable, bueno, aqui no).

    Pero en Chile la 1egislacion, en general, es paternalista y por eso reconoce el derecho de paternidad como irrenunciable.

    Y respecto del ultimo punto: esta muy bien que muestren los errores de aquellos que tienen vida publica. Para eso estan periodistas como Cristian Leal (El Francotirador) y, sinceramente, considero que esta situacion y, aun mas, la del retiro del proyecto de ley de desconexion de los que descargan contenido pirata, demuestra que los blogs llegaron para quedarse y tiene que ser tomados ‘en serio’.

    Pero mi critica apunta a otro aspecto: alegrarse por el logro personal de conseguir un ‘golpe noticioso’ es una cosa… alegrarse de la desgracia ajena, es otro muy diferente.

    Ignacio.

  7. Claudio: Solo un par de cosas: ¿a que hora fue el twitter? ohhh, si, despues de la noticia de emol que citas dos posteos mas arriba.

    ¿Y la siguiente frase? http://twitter.com/claudio/status/1115597915

    Y del segundo posteo: Solamente queria dejar claro que es poco probable que alguien no deba pagar derechos. Aun la musica creative commons debe pagar derechos en algunos casos.

  8. Lo único que entendí es que cómo es normal que uno silbe, y lo más probable que sean creaciones con licencias distintas a cc, uno debe pagar!

  9. @Ignacio

    Primero, creo que lees mucho (demasiado) el twitter de Claudio. Yo que Claudio me preocupo.

    Segundo, una vez más propones lo que varios han hecho erróneamente, que la campaña en la que participa Claudio (y otros como yo), TRATO JUSTO PARA TODOS, busca que nadie le pague a los autores, que se acaben los derechos de autor, que todo el mundo (menos los creadores) lucre de las obras sin Dios ni Ley.

    Tercero, te cuento que TJPT no es para eso, y lo ha dejado claro en muchas ocasiones. Puedes ver el manifiesto: http://www.tratojustoparatodos.cl/manifiesto/
    y la explicación de “que NO queremos”:http://www.tratojustoparatodos.cl/no-queremos/

    Cuarto, me gustaría pensar que tu confusión se debe que personas como Enrique León han tergiversado el asunto. Lo bueno es que te puedo contar lo que si buscamos: buscamos que así como las sociedades de gestión y los autores tienen muchos derechos sobre la cultura, también el público tenga más y mejores derechos, para usos cotidianos, no comerciales y que establecen un equilibrio entre una industria establecida y prácticas nuevas (creativas y de público). Y según lo entiendo, las leyes deben buscar abarcar las necesidades de todas las partes validas, para dar con ese equilibrio necesario. No hay ley natural en esta materia ni ley inamovible.

    Espero que esta conversación pueda mantener su nivel y que no vengan los trolls usuales a interrumpir. Espero tu respuesta Ignacio.

    Saludos

  10. Hola Claudio. Cuando dices “repartiendo la mitad de eso a los músicos chilenos”, ese dato de dónde viene?

    Dada la distribución (estadística) de la música que se transmite y ejecuta y de los discos que se venden, dudo mucho de esa proporción, sospecho que la extranjera es mayor.

    En ese sentido, me ha perturbado siempre la visión que se tiene de la SCD como defensora de los músicos chilenos, puesto que si bien en Chile suelen ser predominantemente los autores los titulares, no suele ser el caso de la música extranjera que circula en Chile.

    Específicamente en gringolandia, los sellos discográficos suelen formar sociedades editoriales a cuyo nombre se inscriben las obras correspondientes a los fonogramas que producen. La idea de eso es incentivar la inversión en promoción, licencias de sincronización y similares, y por lo mismo la música que suele llegar al público por la vía de los medios masivos (radio, TV) está editorializada.

  11. Ignacio, el único dato público que sé que circula es el del INE de 2006 [http://www.ine.cl/canales/chile_estadistico/estadisticas_sociales_culturales/cultura/pdf/culturacompleta06.pdf].

    En él se recogen las cifras de 2005 que, según entiendo, supone:

    Recaudación total: $7.587.700.914.-
    Distribución total: $5.316.180.686.-
    Diferencia (gastos administración?)= $2.271.520.228.- (29.94%)

    Dentro de la distribución, en el caso de la distribución por concepto de derechos de ejecución ($3.959.323.799) la glosa dice:

    Autores Nacionales: $670.710.114.- (16.94%)
    Editores locales: $1.138.946.554.- (28.77%)
    Sociedades Extranjeras: $2.149.667.131.- (54.29%)

  12. El clásico hombre de paja o espantapájaros que varias veces hemos citado en estos posteos.

  13. Juan Pablo:

    Me parece algo injusto que digas que yo he “tergiversado” el asunto. Lo único que he hecho es intentar explicar la visión de los creadores respecto del proyecto de ley y otros aspectos como el Fair Use, la gestión colectiva y en general el funcionamiento del derecho de comunicación pública. “Tergiversar” algo implica que existe una verdad única que se está falseando, y dudo mucho que pueda hablarse de verdad única en temas como éstos. En verdad pensé que habíamos despejado varios puntos en TJPT.

    Saludos, y en verdad no me interesa tergiversar nada.

  14. Claudio:

    Quizá te sorprenda, pero me parece muy pertinente tu artículo y bastante más adecuado que muchos otros. Quizá estaba de más lo del “plato que se sirve frío”, pero en fin. Sin embargo creo que te equivocas en algunos puntos.

    Primero, no entiendo a qué te refieres con que los músicos tomen las riendas de la entidad de gestión. Actualmente, los miembros del consejo son todos músicos. Por otra parte, los guarismos que publicas (entiendo que críticamente), tienen que ver directamente con la comunicación pública de música chilena y extranjera. En muchos foros se dice “¡pero si nadie escucha música chilena!”, y bueno, eso explica aquellos resultados. Respecto del cobro por gestión, no sé si conoces el funcionamiento de SCD, pero el dinero que se requiere para el tratamiento de la cantidad ingente de información es considerable. No es dinero que se malgaste ni que pase a engrosar las billeteras de fulanito o menganito. Supongo que eso está claro.

    Y bueno, las renuncias en la SCD no afectan en nada la tramitación del proyecto de ley, así que si el tema es debatir de fondo, tal vez ahora puede hacerse con mayor tranquilidad.

    Saludos

  15. A Fabián Sierra y Tobal:

    Perfecto. Nos hemos dado cuenta de que son especialistas en falacias. Ahora podrían decir algo sobre el fondo del asunto (que es, según entiendo, el emplazamiento de Claudio). Tan negativo como las falacias lo es la pobreza de argumentos.

  16. Enrique,

    En el mismo artículo explico tu duda. La verdad es que me cuesta creer que todo esto haya pasado debido al vergonzoso episodio del software pirateado. Tengo la impresión -y acá me puedo equivocar, podemos estar en desacuerdo, lo que quieras- que lo que ha pasado es que se ha puesto en jaque un estilo de gestión de la organización y en particular en el seno de la discusión de la reforma a la LPI. De lo contrario no me explico que exista tal nivel de conflicto interno que salga el Presidente y el Director General en medio de la discusión más importante de los últimos 20 años en temas de derechos de autor en Chile.

    Creo que el conflicto responde, a que por un lado los músicos, los artistas quizás creen en un modelo más equilibrado que el que la dirección ejecutiva pretendía imponer como posición, de alguna forma, “gremial”. No logro entender con exactitud, entre otras cosas, por qué los músicos querrían tener una posición sobre las excepciones para bibliotecas como la que tenía (tiene?) la SCD actualmente. Insisto: mientras la SCD llegaba a acuerdos políticos con la IFPI, Ubiergo tenía su discografía completa para descarga en Internet. Ahí hay un gap.

    Sobre los guarismos, son cifras públicas. De la recaudación total, los autores nacionales se llevan el 16% de lo que se distribuye por conceptos de derechos de ejecución (600 millones de pesos al año). Que cada uno saque sus propias conclusiones respecto de qué intereses son los que han primado en la toma de decisiones políticas de la entidad de cobro.

    Ahora, si se requieren 2.200 millones de pesos al año para “hacer funcionar” la entidad de gestión, no es algo que me competa evaluar a mi, como tampoco si la gestión económica ha sido correcta o no. Sólo estoy haciendo un análisis de las cifras, y ellas dicen que la “administración SCD” se queda con 3 veces lo que le reparte a los autores por derechos de ejecución. Y eso, nos guste o no, es un fact.

    Saludos

  17. Ah, otra cosa. Sobre mis updates en twitter, y para que alejes toda conspiranoia, me refería al oficio de la Fiscalía Nacional Económica al Senado sobre el procedimiento de fijación de tarifas por las entidades de cobro.

    Pídeselo al del cubículo de al lado 😉

    Saludos

  18. son ideas mias, o que Fernando Ubiergo, le metieron el dedo en el ojo…. de cuando que te pueden mandar a dicom si no pagas tu cuenta telefonica????

    a Claro le hicieron pagar una multa mas o menos ante los reclamos de los clientes que al no poder pagar sus cuentas de telefonia celular, se encontraron en dicom.

    Solo para recordar… un arquitecto decia en otro blog por ahi…, y que pasa con los arquitectos y los ingenieros, que solo cobran una vez por sus creaciones. no se les paga ni un solo peso mas por el uso posterior de sus obras y eso que muchas de sus obras son utilizadas con fines neta y exclusivamente comerciales y de lucro.

    Siempre recordare el paralelo establecido entre el derecho de autor musical y el informatico, en paralelo a las creaciones y los productos tangibles…

    “Es como comprar un pantalon, y que en la etiqueta, diga: prohibido usar este pantalon para fines comerciales, usese bajo exclusiva autorizacion del creador de la prenda, y que ademas… cada vez que ud. lo utilize, ademas del precio que ya pago en un primer lugar, debera ud. pagar un extra por su uso”

    Hay que reconocerlo, pagar 10.000 aprox. por un disco de 45 minutos a lo mucho, de donde son rescatables cuantas, 2 o 3 canciones? no lo creo, aun en chile esta en pañales la compra de musica en linea, el catalogo es bien estrecho, pero es un muy buen camino, si me gusta una cancion… una…. la compro y ya.

    Lo simpatico, es la contradiccion entre lo que dicen y lo que hacen o parecen hacer.

    Aqui nadie se ha puesto del lado de las ISP, eso es harina de otro costal, pero, que acaso los musicos no se ganan la vida en base a conciertos? o pretenden hacer un disco cada 2 o 3 años, y que en base a su reproduccion se ganen la vida, “la vida como una dueña de casa” como dijo Denisse Malebrán.

    En mi tierra me suena a flojera, ojalá yo mismo tuviese una manera de “trabajar” asi, de hacer algo una vez cada 2 o 3 años… y ganarme la vida en base a la repeticion de aquello.

    y que no se diga que estamos en contra de los artistas nacionales, cuando se dice algo asi, es como cuando el cabro chico se enoja y se lleva la pelota, no son los artistas chilenos el blanco de las criticas, sino la curiosa manera que escogieron de recaudar sus flujos automatizados de dinero.

  19. Nada nuevo en la foto. Schuster y Ubiergo burlándose de meternos el pico en el ojo.

  20. José Illesca:

    Trataré de contestar algunos de tus puntos:

    En primer lugar, no puede “comunicarse al público” un pantalón (como tampoco puede comunicarse al público el soporte físico de un CD, pero sí la creación musical que lleva envuelta). Tampoco se utilizan pantalones para amenizar un restaurant o para otorgarle un plus comercial a un pub. Quizá el concepto de comunicación pública sea difícil de entender por lo mismo, porque no tiene parangón.

    Con los discos que un artista hace cada dos o tres años gana poquísimo, aunque éste sea un éxito (la gran parte va para las discográficas y las distribuidoras). Si la idea es hacer que la música sea un hobby y no una forma de ganarse profesionalmente la vida, es esa la mejor manera de hacerlo.

    Así también restringimos la música al mainstream que puede llenar estadios y facturar grandes cantidades por concierto, porque artistas emergentes tampoco pueden hacerlo aunque toquen diez veces al día.

    Por último, tal vez recordar que la “curiosa manera que escogieron de recaudar sus flujos automatizados de dinero” no fue creada aquí ni por esta ley, sino que proviene, a grandes rasgos, desde 1710.

    Saludos

  21. Tengo la manía que cuando discuto con alguien, cada cierto tiempo recapitulo y trato de ver en que estamos de acuerdo.

    Creo que sería sano hacerlo en este caso, ya que tras leer muuuuchooos artículos sobre el tema, cada vez tengo menos claro CUAL ES EL PUNTO QUE SE DISCUTE, EN QUE NO SE ESTA DE ACUERDO.

    Creo que, a diferencia de lo que pasa con los chicos de trato justo para todos, dentro de la SCD no hay una postura acordada sobre los temas .

  22. @Enrique

    Solo 1 comentario, te cito:

    “Con los discos que un artista hace cada dos o tres años gana poquísimo, aunque éste sea un éxito (la gran parte va para las discográficas y las distribuidoras)”.

    Ese es el modelo que defiende a muerte la SCD, la UNA y tratojustoartistas.cl. Y como tu bien has dicho, es un modelo en que “la gran parte (de las ganancias) va para las discográficas y las distribuidoras”. O sea estamos de acuerdo que ustedes no están por los artistas. Están por otros que se ven mucho más beneficiados por el modelo. Esto no es un reproche de sus intereses -cada uno es libre de beneficiar o apoyar a quien estime conveniente-, pero tal vez entonces deberían dejar esa bandera de lucha algo populista, con sus constantes argumentos de que TJPT está contra los artistas.

    No estamos contra los artistas, así como ustedes tampoco están por los artistas. Tu mismo lo dijiste.

  23. Te equivocas rotundamente, Juan Pablo. Lo que se trata de obtener con los derechos de autor, particularmente con el derecho de comunicación pública, es que este dinero vaya directamente a los artistas sin intermediarios. Ése es el modelo que se defiende. Y nada que ver con la cadena de distribución.

    Y en verdad, no sé si lo dije antes, pero no creo que ustedes estén contra los artistas. Sólo pienso que, en parte por un concepto errado de lo que son los derechos de autor, están sosteniendo una postura que es perjudicial para ellos. Creo que tienen la mejor de las intenciones (de hecho, sé que tu también eres creador), pero sostienen un modelo que, a mi entender, no es el óptimo. Eso es todo.

  24. @Enrique

    Lo que propones ahora es bastante distinto a lo que has propuesto en ocasiones anteriores. Te agradecería si puedes aclarar lo que buscas y lo que no buscas para poder seguir la conversación. Y si con ello representas o no a tus empleadores de CESPI y SCD o si son SOLAMENTE tu opinion personal.

  25. Hola. Bueno, soy compositor y arreglador profesional, a punto de titularme, y además tengo mi proyecto de música instrumental llamado Sensorama 19-81.
    Me gustaría que siempre se aclarara que hay muuuuchos músicos en Chile que no están de acuerdo con las medidas que la SCD pretende tomar dentro de la reforma a la actual ley de propiedad intelectual. La mayoría de los músicos NO pertenece a la SCD, la mayoría baja música por internet y la mayoría sube su propia música para difundirla.
    Por lo mismo, creo que un punto importante es que tal como los músicos compartimos nuestro trabajo, creo que se debiera incentivar al público a ir a las tocatas, a colaborar con las donaciones, a ayudar en la difusión etc… Básicamente, que exista una retroalimentación entre músicos y público, sin sellos, empresas o sociedades de por medio.
    Bueno, saludos a todos.
    En http://www.sensorama19-81.com pueden escuchar y descargar mi primer álbum, ‘Retrato de un desconocido’. La idea es que si les gusta, se lo muestren a sus amigos para ayudar en la difusión!!!!
    Saludos y suerte.
    Rafael Casanova C.