in General

Creative Commons no es sólo para aficionados

200805051820.jpg

Hace unos años, cuando uno pensaba en ejemplos de músicos que optaran por sistemas de propiedad intelectual un poco más ligeros y que se relacionaran de mejor manera con los métodos de distribución de contenido de la era digital, solía pensar en músicos amateurs o si bien con buena proyección, con escaso recorrido. Entonces claro, la crítica era despiadada y muchas veces escuché y leí a muchos señalando que las licencias libres o abiertas como Creative Commons eran un invento yankee para desestabilizar el derecho de los autores que sí querían ganarse la vida con la música.

A pesar de esas críticas, siempre he pensado que cuando le cuente a mis hijos o sobrinos en unos años más que me dedicaba a pregonar la ineficacia de un sistema de derecho de autor desequilibrado, me van a mirar con la ceja levantada, sin entender, y me preguntarían que por qué tenía que convencer a alguien de eso, si es obvio.

Bueno, hace algunas semanas les contaba de cómo Trent Reznor, cerebro tras el interesante proyecto llamado Nine Inch Nails, iba un paso más allá de lo que Radiohead hizo para sacudir el mercado de la música poniendo su último disco a disposición de la gente incluso gratuitamente. Claro, el paso 2.0 de NIN fue precisamente aclarar las condiciones mediante la cual estaban poniendo su último disco Ghost I-IV a disposición. Y lo hicieron a través de una licencia Creative Commons Atribución, No comercial, Compartir Igual.

Hoy, lo hace de nuevo. Acaban de lanzar un disco que han denominado The Slip, lo licencian con CC y explícitamente incitan al público a

remix it
share it with your friends,
post it on your blog,
play it on your podcast,
give it to strangers

Así, el argumento que Creative Commons es sólo para aficionados se desmorona de a pedacitos.

Write a Comment

Comment

  1. Y mientras Radiohead ha dicho que no piensa en hacer la misma jugada otra vez, Reznor se las ingenia para seguir innovando.

  2. Lo de NIN hoy me dejó marcando ocupado. A horas de de haber salido tenía un disco de NIN en el ipod, a meses de haber tenido un disco cuadruple, y todo bajo creative commons. Hace 10 años, cuando empezé a escuchar NIN la historia era totalmente otra (pidiendo a familiares que viajaban que te traigan lo que pillen de NIN). Panorama promisorio!
    Saludos

  3. Me parece excelente, pero creo que no es simple hablar de esto como una tendencia. Como una tendencia de músicos millonarios que gracias a las disqueras se hicieron de toda la imagen necesaria (gracias a las mismas disqueras y a su máquina de marketing masivo) como para ahora poder vivir cómodamente de las recaudaciones de sus espectáculos en vivo quizás, pero quizás sea excesivo pensar que este es el principio del desmoronamiento para los derechos de autor cerrados.

    (De todas maneras el tema es complejísimo, puesto que lo más probable es que un modelo como CC es lógico que tendrá su nicho; lo interesante va a ser ver como los dinosaurios de la industria (no los músicos sino las disqueras, productoras y demases) van a ir adaptando sus modelos de negocios (que por muy reacios que estén a hacerlo lo harán igual cuando vean que esa es la manera de seguir ganando dinero) a estas posibilidades y de que manera CC se inserta en ellos. La industria decidirá, y los consumidores, consumirán. Si la industria decide mal, irá perdiendo plata hasta que vaya amoldándose a lo que la gente quiere consumir.)

  4. @Oscar:
    Tiendo a estar de acuerdo contigo sobre el final, pero me parece que precisamente el argumento de que esto “sólo lo pueden hacer bandas consagradas” es al que apuntaba al inicio de mi post.
    Hace algunos meses cuando uno explicaba CC te decían (me lo dijeron muchas veces): “ah, es que es un modelo que sólo funciona para aficionados, no para músicos que se quieren ganar la vida con ello”.
    Seguramente las aguas de la industria son infinitamente más complejas de lo que uno pudiera suponer, pero a lo menos desde el punto de vista de la estrategia legal de cómo dejar tu música a disposición de tus fans en Internet, sí creo que marca una interesante tendencia.

  5. De verdad Claudio que hago el intento de entender tu posición tan aférrima en defender el CC y no logro mi objetivo.

    Entiendo que el CC es una nueva manera de permitir la distribución de un producto protegido, pero qué pasa con los productos prohibidos para copia y distribución?

    Sólo he visto grandes, y destacados, ejemplos de artistas que ofrecen la copia y la distribución de sus productos, pero ¿no hay ejemplos de artistas que tengan CC sin derecho a copias?

    Te pregunto esto porque se supone que esto es la alternativa al Copyright y sólo veo la parte bonita, la parte que sólo sirve para publicitar bandas o artistas que se integran al mundo “cool”.

    Te lo he preguntado varias veces pero en otro tono y con otras palabras…espero que podamos dialogar en forma civilizada para lograr entender qué hay detrás de estas dos letras.

  6. @Raúl Castillo:

    Entiendo que el CC es una nueva manera de permitir la distribución de un producto protegido, pero qué pasa con los productos prohibidos para copia y distribución?

    ¿Cómo cuales? dame un ejemplo.

    ¿no hay ejemplos de artistas que tengan CC sin derecho a copias?

    No. No existe una licencia CC que impida el “derecho a copias”. La licencia más restrictiva, de hecho, es la que permite la sola realización de copias, sin ánimo comercial y sin permitir obras derivadas.

    Te pregunto esto porque se supone que esto es la alternativa al Copyright y sólo veo la parte bonita, la parte que sólo sirve para publicitar bandas o artistas que se integran al mundo “cool”.

    Mmm. Yo no creo que sea una alternativa al Copyright. CC existe precisamente porque existe un sistema de derechos de autor. Sin derechos de autor, no existe CC.
    Lo que hace CC es entregarle la posibilidad a los artistas, de forma gratuita para que sean ellos quienes escojan el grado de libertad con la que quieren que sus obras se difundan a partir de las nuevas tecnologías. Pero no es una alternativa al “copyright”. El copyright está bien que exista, pero no de la forma en la que se concibe hoy, sobredimensionado y desequilibrado.
    Ahora, que haya gente que use CC porque creen que es parte de un mundo “cool”, no es mucho lo que se puede hacer.
    Saludos

  7. Sabes qué? No me convenciste.

    Te entiendo hasta cierto punto. Entiendo tu posición y defensa tan aférrima de este sistema de protección pero no entiendo el por qué atacar al Copyright como un ente del demonio (o casi) y nefasto.
    Si aceptas que Copyright debe existir, ¿Qué problema hay que exista un DRM para asegurar su existencia y cumplimiento? ¿Por qué atacar al DRM, y en consecuencia al copyright, si ambos sistemas pueden coexistir en la sociedad?

    Te doy un ejemplo.

    Yo tengo un software patentado en la ADS y no quiero que se le saque copias sin que se pague por él. ¿Me obligarás a dar permiso para que se le copie o dejamos que el mercado elija entre comprarlo o no comprarlo? ((pero el ejemplo se amplía a distintas ramas que ejercen derecho de autor: escritura, música, etc.))

    Me enteré, aquí mismo, que comenzarás a escribir para FW…espero que no tengamos tantos encontrones por tu forma de ver el mundo contractada con el resto. Pero si tienes tus ideas claras y yo mis dudas claras, habrá que ver.

    Por lo pronto, de preferencia, trataré de llevar una conversación por acá porque el ruido molesta.

  8. @Raúl Castillo,
    Bueno, si no te convenzo qué más puedo hacer! 🙂

    Te entiendo hasta cierto punto. Entiendo tu posición y defensa tan aférrima de este sistema de protección pero no entiendo el por qué atacar al Copyright como un ente del demonio (o casi) y nefasto.

    No he dicho eso. Lo que sí he dicho que un sistema desequilibrado de derecho de autor (que no equilibre intereses de autores y público) es nefasto.

    Si aceptas que Copyright debe existir, ¿Qué problema hay que exista un DRM para asegurar su existencia y cumplimiento?

    Es que partes de un error. Los sistemas de DRM no aseguran la existencia de copyright ni menos su cumplimiento. El derecho de autor existió desde mucho que existiera el DRM y la creatividad se ha desarrollado durante miles de años sin existencia, siquiera, de derechos de autor.
    Y el cumplimiento tampoco se asegura. Bien debes saber que existiendo la restricción, existe la trampa.

    Yo tengo un software patentado en la ADS y no quiero que se le saque copias sin que se pague por él. ¿Me obligarás a dar permiso para que se le copie o dejamos que el mercado elija entre comprarlo o no comprarlo?

    Nunca te obligaría a nada ni pienso hacerlo 🙂

  9. Si bien esta posición es mucho más extrema, creo que el derecho de distribución y copia no es del autor, sino del usuario.

    Es más, yo pienso que el Copyright es una especie de contradicción. El fondo de la generación del conocimiento es precisamente generar más conocimiento y sistemas que restrinjan tanto claramente lo impiden.

    Como lo planteas, el fin de generar el conocimiento es la comercialización de éste y pienso que no es así. El conocimiento es el fin.

    Otra cosa, si te fijas, Claudio dijo respecto al copyright:

    El copyright está bien que exista, pero no de la forma en la que se concibe hoy, sobredimensionado y desequilibrado.

    ¿cómo sería?

  10. “…creo que el derecho de distribución y copia no es del autor, sino del usuario”

    Eso me sonó como: “El cliente siempre tiene la razón”.-
    Y ya podemos concluir a lo que lleva estas posiciones con la ironía del programa El Club de la Comedia.

    Pero entiendo que el tema es tan discutible como el averiguar quién fue primero entre el huevo y la gallina.
    Y si de filosofar se tratara…el tema de la propiedad del conocimiento da para largo. Y de seguro que concluiríamos que a los “artistas” hay que subvencionarlos para que puedan vivir y formar familia y todo lo que hace la gente normal en la sociedad, porque si un artista se dedica a crear y sin cobrar ¿de qué vive?

Webmentions

  • Baja este disco (III): NIN - The Slip § contrasentido June 2, 2008

    […] Creative Commons no es sólo para aficionados […]

  • A través del monitor » Blog Archive » Tan obvio que… June 2, 2008

    […] de Nine Inch Niles en FLAC, lo escuché un rato, me aburrió, y la cosa casi queda ahí de no ser por la entrada de Claudio que acabo de leer. Es que es tan obvio, que se me olvidó que hay gente que aún crée que el arte nació amarrado a un […]