in Uncategorized

BCN versus la Cámara de Diputados o quién esconde la información

En general, me esfuerzo por ser un tipo afable. Por sonreír cuando corresponde, por ceder el asiento, demostrar mi cariño a mis amigos, por ofrecer la mano a la novia cuando nos bajamos glamorosamente de una micro. Pero así también hay cosas que fácilmente me hacen reaccionar. La que les voy a contar a continuación es una de ellas. Guardando toda proporción, claro está.

Desde 1811 ,y con algunas interrupciones no poco relevantes, en Chile existe Congreso Nacional. Como usted se podrá imaginar, es un órgano complejo que desde 1883 cuenta con una “Biblioteca, concebida para satisfacer las necesidades, exigencias y preocupaciones del Congreso Nacional, especialmente con las vinculadas al ejercicio de las múltiples funciones de los parlamentarios.

Desde la vuelta a la democracia, y principalmente desde la llegada a la dirección de doña Soledad Ferreiro, la BCN ha cambiado levemente el rumbo y ha enfilado hacia tener un servicio hacia la comunidad, relacionar la labor parlamentaria con los intereses de información por parte de la ciudadanía. Tanto así que desde el proyecto BCN Innova han relanzado su sitio web, licencian con Creative Commons, etcétera. En definitiva, han hecho un trabajo notable desde el punto de vista del acceso a la información a través de la tecnología.

Esta es la parte donde usted se pregunta para dónde voy. O si estoy de novio con la hija de la señora Ferreiro. Y no.

biblio.jpg
Fotografía por Vastlk, CC:BY-NC-SD

Saco todo esto a colación porque, y esta es una de las cosas que me encanta de BCN, estoy suscrito al feed RSS de una serie de contenidos provistos por ella. Uno de ellos es Actualidad Legislativa que, aunque parezca ñoño, me mantiene al día de noticias relativas a proyectos de ley interesantes que se están discutiendo. Y el último mes han bombardeado con notas sobre el famoso proyecto de ley que reforma la ley de propiedad intelectual del cual -sí, lo sé- les debo dos posts 😛

Así uno puede enterarse que podrán reproducirse obras con fines educacionales, que ampliarán derecho a citar, que el delito de piratería se castigará aunque no exista ánimo de lucro, que se modificarán las penas, y que sancionarán a quienes se atribuyan obras de dominio público, entre otras.

sigalatram.png

Lo que usted ve arriba es el párrafo final de todos esos artículos, donde se supone uno puede seguir la tramitación del proyecto de ley que comentan. Lo gracioso, es que dicho link nos lleva, gracias a la magia de la internets, al famoso Sistema de Información Legislativa la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, que se supone entrega toda la información relativa a la tramitación de los proyectos de ley que se encuentran en el Congreso.

Llama la atención, de entrada, lo interesante de la idea. Es decir, una página web que permita bucear entre cientos de proyectos de ley en tramitación y revisar los documentos donde están las discusiones que se dieron en las comisiones parlamentarias no tiene desperdicio. Está muy bien. Pero la forma de acceder a esta valiosa información nos recuerda más la época cuando la web la gobernaba Geocities y todos creían que se harían ricos con empresas puntocom que a la red de hoy, la de la web semántica y el boom de las aplicaciones sociales.

Que los documentos estén disponibles al público en formatos propietarios como .doc de Microsoft Word es sólo un detalle cuando usted quiere hacer un seguimiento de un proyecto de ley en tramitación. Porque, a pesar que lo permite la tecnología, no hay forma alguna de acceder a las actas que documentan las discusiones internas de las comisiones en forma actualizada. Y el ejemplo del proyecto que reforma la LPI se torna revelador: no obstante encontrarse en tramitación desde hace casi cinco meses, el único documento que puede leerse es el mensaje presidencial, no obstante que todos sabemos que, entre otras, organizaciones como la SCD, ARCHI y ONG Derechos Digitales hicieron presentaciones formales en Valparaíso expresando sus puntos de vista.

Pero todo esto está oculto a los ojos de los mortales de a pie como usted o como yo. Pareciera ser que los únicos que pueden tener acceso a estas discusiones son quienes se encuentran presentes en cada una de las salas de las comisiones de la Cámara, diputados, asesores ministeriales y asesores de diputados.

secreto.jpg
Fotografía por teverdeconlimon

En un mundo gobernado por el RSS, ¿Hasta cuando vamos a esperar a que nuestros representantes se dignen a publicar lo que se discute? Tengo la impresión que es más bien la institucionalización de la cultura del secretismo a la que estamos tan acostumbrados y es la óptica del oscurantismo y de los prejuicios con la que analizamos nuestras instituciones.

Cuando en una aburrida clase de derecho procesal, mi profesor intentaba explicar los beneficios de la reforma procesal penal y en particular de los principios de la oralidad, en lugar de explicarnos la belleza de dejar atrás un sistema contrario a los derechos fundamentales y profundamente anti democrático, nos decía que lo mejor de todo era que el juez ahora iba a poder mirar face to face al delincuente y de esa forma darse cuenta si es que era o no un pato malo sin papeles de por medio.

Write a Comment

Comment

  1. Hace un tiempo, le consulte a un tipo que trabaja en el Congreso, cuál era la razón para no publicar las discusiones de las comisiones legislativas, la respuesta es decisora: “solo es una cuestión de voluntad política”…plop!.

  2. No, poh! Si publican las discusiones, se evidenciaría el doble discurso… Son políticos pero no tontos. 😛

    Hablando en serio, muy de acuerdo con tu artículo. Pero me asalta una duda… las discusiones de comisión y cosas por el estilo ¿no son grabadas para el canal del congreso? ¿Está la opción de verlas en el youtube? Tal vez no están las actas por escrito, pero si están en video…

  3. suscribirse a la actualidad legislativa no es ñoño…

    es un paso creo yo, falta algo mas de transparencia, antes tenias que viajar al puerto para “saber” si es que acaso después encontrabas lo que buscabas, sin duca, creo que el proceso no ha terminado

  4. Que bueno que volvió Don Claudio, descubrí este blog hace como un mes y me hice un asiduo lector. Soy estudiante de derecho.
    Me parece una verguenza que nuestros representantes, democraticamente elegidos por nosotros, por “su” pueblo, no tegamos acceso a tan valioso material. Tal vez si les mandamos el team koala para persuadirlos, entreguen ese material a la ciudadanía.

    p.d: Nos debe las 5 de este lunes 😛

  5. En realidad, el Sistema de Información Legislativa no pertenece a la Cámara de Diputados, de hecho está alojado como subdominio de senado.cl. De hecho, el mail de contacto tambien es del dominio senado.cl (websil@senado.cl)

  6. na’ que hacer, es así no más y las razones son más que obvias, no sólo por lo del doble discurso que alguien señaló, sino tb. porque la realidad es que nuestros honorables demuestran una ignorancia pasmosa respecto de los temas que deben debatir y eso no les interesa que se revele. Es secretismo puro tal como lo dice Claudio, y no, tampoco hay acceso en el canal del Congreso, que no filma esas cosas y si lo hace no las proyecta, hace algún tiempo le escuché a Matías del Río criticar eso mismo en DUNA, lo único que exhiben son esas latas horrendas de un honorable en primer plano con cámara fija monologando sobre algo que a él le interesa, una verguenza. Y para qué decir de tu profe de Procesal!!!! notable, me encantaría saber cuál es, na’ prejuicioso el jurista.

  7. Honestamente, creo que más bien se trata de un asunto de “mercado” más que de falta de transparencia.

    ¿Cuántos chilenos y chilenas (todos) usarán un lector de RSS? ¿0.5% siendo generosos? No creo que eso califique a “mundo gobernado por RSS”.

    El sistema se irá expandiendo a medida que el público lo demande. No te quepa duda que apenas un grupo de honorables 2.0 (de los verdaderos, no de los que se echan flores), alegue que no puede seguir los proyectos por falta de RSS, lo van a habilitar.

    ¿Pero sabes? A estas alturas, me parecería mucho más útil que dispusieran de un sistema para seguir las informaciones vía correo electrónico. Creo que podría alcanzar a un espectro de gente mucho mayor, con menores conocimientos de informática.

    Salute!

  8. gracias a todos por sus comentarios.

    Dato: “voluntad política” le llaman a muchas cosas cuando quieren decir flojera e inoperancia.

    andrés: Sí, las discusiones son TODAS grabadas a lo menos en MP3. Y ojo que estoy diciendo todas las discusiones, incluidas las de las comisiones. Pero las tienen guardadas en un disco duro secreto. (?) El problema, dice un amigo, es el reglamento de la Cámara. Habrá que darle una mirada un día de estos.

    Francisco: No “he vuelto”, porque nunca me he ido 😉 Y sí, las 5 del lunes nunca fueron pensadas como 5 de “cada” lunes.

    Carlos: Toda la razón. Me equivoqué en su denominación, pero creo que se entiende mi idea. Por eso el título del post.

    Tras el volcán: Secretismo, esa es la palabra clave.

    Francotirador: Completamente de acuerdo que lo de la adopción de RSS… pero no veo donde dije lo contrario! La falta de transparencia no está dada porque no publiquen RSS, está dada porque no publican la información. Ni por correo certificado, ni por medios “1.0” ni por medios “2.0”

  9. Muy bueno tu blog. Felicitaciones.
    Yo quiero (y te invito) a hacer algo al respecto.
    Según la teoría “acción-reacción” yo creo que no hay voluntad política porque no existe la contraparte pública. El tema de si el RSS es democrático o no es un problema de diseño, no te tecnología per se.
    La idea es que podamos construir la contraparte, si se proveen de las herramientas para que democráticamente se puedan construir discursos en torno a las leyes, el aparato legislativo tendrá que tener voz en ese plano, tendrá que reaccionar por la presión. A estos bueyes hay que tirarlos…. no caminan solitos.
    ¿que rol puede tener ese discurso democrático, cual será su peso? yo creo que servirá de comparación, una especie de sensor para ver dónde anda media chueca la cosa.
    Mi sueño es des-intermediar lo más que se pueda.

Webmentions

  • El Francotirador » RSS en 5 minutos: ¡Suscríbete shá! October 3, 2007

    […] Nuevamente no. Sólo a los que sean compatibles con RSS (de ahí que mis amigos monten en cólera). […]

  • Las cinco del lunes #20 « Quemarlasnaves.net October 3, 2007

    […] Por fin se hizo público el informe de lo discutido por la Comisión de Economía y Cultura de la Cámara de Diputados sobre […]

  • Las cinco del lunes #19 « Quemarlasnaves.net October 3, 2007

    […] Por fin se hizo público el informe de lo discutido por la Comisión de Economía y Cultura de la Cámara de Diputados sobre […]