in Uncategorized

Última Estación: Aprovechamiento

481398272_641c603f03.jpg
foto adaptada de por thetripwirenyc, CC-BY

A uno le puede gustar o no, pero la música de Manu Chao tiene una gran característica, que es adaptar y apropiarse creativamente de sonidos, ruidos y sensaciones, particularmente de países del tercer mundo, cosa que viene haciendo por lo demás desde los últimos discos de su anterior banda, Mano Negra. Así por ejemplo sus canciones están llenas de referencias cruzadas a costumbres, pueblos y personajes, referencias que de alguna manera los homenajean y los decontruyen para dar paso a melodías y ritmos muy reconocibles.

La cosa es que según informa el diario El País de España (gracias por el link, carobotero!), desde hace cinco años el francés tiene un juicio por infracción de derechos de autor en su contra interpuesto por dos locutores cuyas voces aparecen sampleadas en las canciones “Me gustas tú”, “Ferry Blues” e “Infinita tristeza”, del disco “Próxima Estación: Esperanza”, publicado el año 2001. En efecto, el aporte que hacen la locutora María Jesús Álvarez y el actor de doblaje Javier Dotú es decir, en el caso de ella “próxima estación”, y en el caso de él la palabra “esperanza”, en algunos de los samples que contiene el disco.

Lo insólito es que acaban de ganar el juicio, obligando a Manu Chao a señalar que esa grabación se hizo sin el consentimiento de los afectados y que la intención nunca fue perjudicarles, entre otras cosas.

Javier Dotú, por su parte, señala que no fue “el ánimo de lucro” lo que lo motivó a demandar, sino el que fueran “resarcidos sus derechos, como finalmente ha ocurrido”.

Llama la atención como, a partir de leyes absurdas, se termina castigando la creatividad y la posibilidad de generar obras a partir de lo que escuchamos a diario. Como, a partir de leyes que son apoyadas por organismos que dicen defender a los autores, terminan perjudicando a músicos como Manu Chao, a favor de locutores que se vieron perjudicados (alguien que me explique por favor cómo!) por su inclusión en los temas del francés.

En el mundo de la estupidez, luego dicen por ahí que somos nosotros los extremistas. En definitiva, usted que defiende un sistema más fuerte de derecho de autor, díganos la verdad: ¿a quién defiende?

Write a Comment

Comment

  1. Yo sabia que te interesaría… y lo explicarías super bien. Solo agregaría que uno piensa en el tema y lo que toma el músico es un sonido que esta presente en la calle, que se emite en el espacio público y que adopta por esa misma razón un significado que construye cultura… si uno lo piesa así esto tiene menos sentido…

  2. Te encuentro toda la razón pero… ¿no habría sido más sencillo que Manu Chao le mandara un correíto a los susodichos para pedirles permiso (o al menos informarles) que iba a utilizar sus voces?

    Digamos, yo me sentiría honrado si un músico de ese calibre me incluyera en una canción, pero creo que también me ofuscaría si lo descubriera un día escuchando la radio, más en el caso de estos profesionales cuya voz es su forma de ganarse la vida.

  3. carobotero: exacto, es ese el tema. Como la música, como otras formas de generación cultural, se forman a partir de la utilización de elementos de la vida diaria. Elementos que con la propietarización de la vida diaria, terminan ilegalizando formas creativas como esta. Un desatino total.

    Francotirador: Más allá de lo que señala la letra de la ley, un correíto… ¿y para qué? ¿Te fijas que finalmente esto supone que los creadores terminen solicitando autorizaciones antes de generar cultura?
    Entiendo tu reflexión, pero no deja de ser curioso que los límites del derecho de autor ahora incluso permitan demandar a un cantante que utilice tu voz para generar una obra artística. Mañana alguien se le ocurre apropiarse de la denominacion “pelolais” y nos vamos todos presos.

  4. El tema es cómo, pareciera ser, el valor de la propiedad es llevado al límite del absurdo. El problema no es sólo que se constriñe la libertad de creación, sino que, peor aun -desde mi punto de vista- de esa manera no es posible que exista patrimonio cultural, no puede existir colectividad, no hay comunidad.

    es como si fiducia gobernara el mundo

    en fin

  5. Mas de acuerdo no podria estar, estamos ante un caso de intimidacion y extremismo exagerado, yo personalmente opino que la forma en que uso las voces el musico en ninguna forma agravian a los locutores habida cuenta que no hay ninguna intencion de ofenza, es decir pudieron ser las de ellos como las de cualquier otro, sin embargo vieron la forma facil de subirse al tren y se suben, para mi esta clase de actos son bajos, muy bajos.

    Alza la vox Por una cultura libre.

  6. Entiendo perfectamente el punto del post, pero todo lo que perjudique a Chao me parece bien.

Webmentions

  • El Francotirador » Del viaje más corto… al más largo del mundo October 1, 2007

    […] ¡Es cierto! Las estaciones se anuncian con las voces de Manú Chao… pero no tienes que pagar extra por […]