in Uncategorized

Pasamos a lista negra de EEUU: ¿es para preocuparse?

Para nadie es un misterio que este siervo del señor trabaja en la ONG Derechos Digitales hace un buen tiempo. Y claro, además hace las veces de Director de la organización, lo que ha supuesto en los últimos días una agenda bien apretada con cosas por hacer. Se mueren con mi lista de pendientes. Por eso el delay.

Les digo lo anterior porque este post tiene algo que ver con eso. Esta semana se hizo público que el gobierno estadounidense pasó a nuestro país de la “lista de observación” donde se encontraba desde el año 1989 a la “lista prioritaria de observación”, una suerte de lista negra, debido a que Chile no estaría protegiendo debidamente los derechos de propiedad intelectual. Principalmente los derechos de la industria farmacéutica, como bien apunta mi amigo Carlos.

Esto ha provocado un revuelo en el gallinero producto que tiene muchas aristas. Por un lado, la prensa se pregunta si esto podría significar eventuales castigos económicos a Chile, si podemos llegar a un conflicto que resuelvan árbitros, etc, etc etc. Pero la verdad de las cosas es a veces muchísimo más simple. Cuando le consulten del tema, apunte usted lo siguiente:

1.- El “cambio de estatus” de Chile no tiene implicancia alguna importante. Países tan poco serios como la Unión Europea estuvieron durante más de diez años en la lista de observación prioritaria sin que nadie se escandalice y sin que veamos artistas muertos de hambre por las calles de europa.

2.- Además, de más está decir que cada vez son más los países que suscriben este tipo de tratados con estados más fuertes económicamente. Y claro, siempre hay conflictos. Tanto así, que los propios tratados -incluyendo por cierto, este TLC- tiene formas específicas de hacer efectivas las cláusulas cuando los estados no las cumplen. Por tanto, decir que arriesgamos sanciones es igual de absurdo que decir que cuando suscribimos un contrato de arrendamiento arriesgamos que llegue un receptor judicial a expulsarnos por no pago del precio. No sé si se entiende.

3.- Dicen que no estamos cumpliendo los acuerdos que suscribimos en el TLC con Estados Unidos. Paradójico, porque la ley de propiedad intelectual chilena ha sido reformada tres veces desde la suscripción del TLC, incluyendo el aumento del plazo de protección de 50 años (estándar del Convenio de Berna) a 70 años, el estándar norteamericano. Esto sin contar los cambios vía reforma procesal penal pensados precisamente para echar mano a la piratería y acelerar la persecusión penal de quienes cometen delitos derivados de la violación de la propiedad intelectual. En otras palabras, si usted dice que no se está cumpliendo el TLC, lávese la boca con jabón y piénselo de nuevo.

4.- Con la misma energía con la que el gobierno norteamericano quiere que cumplamos con sus propios estándares de protección al derecho de autor, debieramos también exigir que adoptemos algunas de sus medidas de excepción al derecho de autor que contempla su legislación y no la chilena. Esto implica que actos que en Chile son ilegales, en Estados Unidos están amparados por el sistema de derecho de autor. Esto explica por qué -como comentamos alguna vez- en Chile es ilegal pasar canciones al iPod o Mp3 player y en Estados Unidos es una práctica que factura millones de dólares anualmente. Pregúntenle a Apple.

Entonces cuando usted lea al señor Eduardo Castillo (presidente de la Corporación Nacional Antipiratería CONAPI y de la Cámara Chilena del Libro) decir que en Chile “no se ha hecho nada” por combatir la piratería, sepa que no dice la verdad, sepa que además este señor no representa a nadie salvo los intereses de la industria y no los intereses de nosotros como ciudadanos.

Write a Comment

Comment

  1. Así que trabajas en una ONG, también la diriges, haces el aseo y repartes café… jejeje.
    Que el señor Castillo defienda los intereses de compañías, está bien. Pero como dices tú, el no posee la verdad. Ni esta en la línea de lo correcto, ni nada. Tampoco defiende la cultura. Ni el arte. Solo una fracción de un mercado muy grande. El señor Castillo debe preocuparse por lo suyo y los suyos y el estado debe preocuparse de defender los intereses de los chilenos: como asegurar el acceso a medicamentos más económicos disponibles en el mercado (genéricos).

  2. Puede que estemos ultra observados y todo el show, pero a pesar de ello, somos la puerta (mal) disimulada que tienen hacia una latinoamérica que odia derechamente a los gringos.

    En resumen, no creo que sea necesario tildarlo de “preocupante”.

  3. en mi colegia hoy se puso la lista negra y gual feo x que los weones se van al chancho con los cabros brigido

Webmentions

  • Los estándares de El Mercurio | El Diablo en los Detalles February 5, 2009

    […] no señor. A cada oportunidad que se le da, los editores del decano se suben a la palestra para denunciar nuestra cultura pirata,  para defender los intereses de la industria o celebrar la crimininalización de los […]

  • El Diablo en los Detalles | El Diario El Financiero y la “Propiedad Intelectual”: En casa del herrero… February 5, 2009

    […] en el sitio sobre estos temas podrían haber salido de las oficinas de prensa de la IFPI, o de la oficina del comercio estadounidense. Hasta El Mercurio es más […]

  • BCN a la casa del pirata, o just a little respect « Quemarlasnaves.net February 5, 2009

    […] industria, representada por Eduardo Castillo, el autodenominado “Zar” antipiratería, de quien ya hemos hablado anteriormente en este mismo blog y Nivia Palma, ex gerente de la Cámara Chilena del Libro y -ups, ¡sorpresa, sorpresa!- hoy […]

  • La industria norteamericana nos adelanta el 2007 at Quemarlasnaves.net February 5, 2009

    […] Como ya sabemos, nuestros amigos norteamericanos nos han catalogado en la Priority Watch List, por -según ellos- no respetar debidamente el derecho de autor a favor de los intereses de la industria de entretenimiento norteamericana. Y explicábamos allí mismo que esta denominación distaba mucho de ser algo especialmente relevante, sino que se configuraba como una amenaza parecida a cuando el hermano más grande le levanta la mano al más chico para obtener algunos minutos más de control del Playstation. Algo así. […]

  • Hiphop ilegal: problemas al compartir la música » Super 45 February 5, 2009

    […] El tema de fondo entonces, es a quien beneficia legislaciones como la norteamericana que por lo pronto a países como los nuestros nos intentan imponer a fuerza de tratados de libre comercio (con pataleos mediáticos mediante). El discurso público dice que protege a los creadores, a los artistas, para que no se mueran de hambre. […]

  • Hiphop ilegal: problemas al compartir la música at Quemarlasnaves.net February 5, 2009

    […] El tema de fondo entonces, es a quien beneficia legislaciones como la norteamericana que por lo pronto a países como los nuestros nos intentan imponer a fuerza de tratados de libre comercio (con pataleos mediáticos mediante). El discurso público dice que protege a los creadores, a los artistas, para que no se mueran de hambre. […]

  • 5 mentiras sobre la piratería en Chile at Quemarlasnaves.net February 5, 2009

    […] Ya hemos comentado acá mismo sobre que Chile pasó a la lista negra de estados unidos por no proteger debidamente la propiedad intelectual. […]

  • El Diablo en los Detalles | Chile y la “Lista Negra” (El Mercurio no entiende) February 5, 2009

    […] Siguiendo los coletazos de el anuncio de EEUU de poner a Chile en una lista de “vigilancia prioritaria” en temas de Patentes y Derechos de Autor, no deja de sorprender la reacción de el decano de la prensa nacional. En sus páginas de actualidad, El Mercurio se apresuró a encontrar un vocero de los “anti-piratas” criollos, Eduardo Castillo, para que atacará como perro de pelea. Y a pesar de las acusaciones de que Chile ha hecho poco en la defensa de los Derechos de Autor puede rebatirse fácilmente, parece que al decano el espacio virtual no le alcanza: El punto de vista opuesto a Castillo solo recibió una breve mención en que el Diputado Díaz afirma lo ausente en la cobertura anterior: Chile ha legislado bastante ya sobre este tema. Y hoy, El Mercurio publica una editorial donde se critica duramente la copia ilegal de libros para la venta callejera. No puedo estar más de acuerdo. […]