in Uncategorized

así con la navidad


foto vista en escolar.net

Acá no celebramos más la navidad
No porque no seamos católicos. No lo somos.
Ni porque odiemos a los niños. Los amamos.

Claro que c. se hizo harto regalo. Cuenta como tal su cámara nueva, su viaje a Buenos Aires y seguimos. No pregunte si lo merece o no. Regalos son regalos aunque se los haga uno mismo.

Ojalá le llegue un regalo chori. Un buen libro, una linda polera, qué se yo.

Eso sí, desde acá declaramos la guerra al compañero de trabajo que para el amigo secreto regala un lapiz. También a la señora que regala calcetines feos. Porque, vamos, que hay calcetines de lo más lindos. Pero misteriosamente esos siempre los escoge uno.

Gracias Colo-Colo que me das dos alegrías en el año. Porque acá le vamos al Colo. Somos re cumas también. Sépalo ya.

No está de más decir que estamos también extremadamente contentos con el regalo que nos hace OINK a todos sus feligreces. Repito, extremadamente contentos.

Para mis enemigos, los mejores villancicos de Cecilia Echeñique.

Lindas fiestas. Ya volvemos a nuestra programación habitual.

Write a Comment

Comment

  1. me alegro no ser la única que odia los villancicos de Cecilia Echeñique!!!!, los detesto!!!!!!!!!, pero por lo mismo, no se los deseo ni a mi peor enemigo!

  2. igual este año el amigo secreto me trajo un rico Ron.
    Se portó bien. Me trago mis palabras de malabenturanza.

    Sí ah, los villancicos de Luis Miguel no lo hacen nada de mal.
    Comprar con el ipod a todo volumen, no tiene precio.