in General

propiedad intelectual o derecho de autor? parte dos

Esta es el tercer artículo que es parte de un post conversado con Carlos Moffat sobre derecho de autor. Usted puede acceder a la primera parte, donde diseccionaba el concepto legal de propiedad, y a la segunda parte, donde Carlos explica por qué no usar el concepto propiedad para referirse al derecho de autor, sólo haciendo click con el botón izquierdo de su mouse.

Tal como les comentaba en el primer post, hoy les contaré qué es el derecho de autor, para qué sirve y cuales son los problemas que enfrenta el identificar propiedad con derecho de autor, cosa que Carlos ya ha comenzado a explorar.

¿qué es derecho de autor?

El derecho de autor (en adelante DdeA) es el conjunto de derechos patrimoniales y morales que la ley reconoce por un período limitado de tiempo a una persona como autor de una obra del intelecto humano desde el momento de la creación.

Esto implica algunos conceptos previos:

a) Derechos patrimoniales y morales: Derechos patrimoniales son los derechos que tienen un carácter económico, que le permiten al autor explotar económicamente la obra que crea y por ende vivir de su creación. Los derechos morales (que sólo existen en el sistema de derecho civil, no en el sistema norteamericano ni en general del common law), son derechos perpetuos e instransferibles que dicen relación con la “unión espiritual” que tiene el autor con su creación. Esto significa, por ejemplo, que el autor de una obra plástica, no obstante haber perdido derechos patrimoniales sobre su creación, pueda oponerse a una modificación o una utilización de su obra si se determina que esta utilización atenta contra la esencia misma de lo que se quiso expresar.

b) Se reconoce a una persona: En nuestro sistema, a lo menos en términos originarios, no se reconoce la calidad de autores a personas jurídicas.

c) Por un período limitado de tiempo: Aspecto fundamental del DdeA. Siempre se debe considerar que este derecho de autor se otorga al creador en forma temporal. En Chile, producto de sucesivos cambios en nuestra ley, hoy este plazo de protección es durante toda la vida del autor, más 70 años luego de su muerte. Lo que supone, por ejemplo, que usted sólo podrá hacer una canción basándose en el canto II de Altazor de Vicente Huidobro a partir de uno de enero del año 2018. Lejos de lo que uno pudiera considerar razonable para el fomento de las artes.

d) Obra del intelecto humano: Sólo se protegen obras que provengan del intelecto humano. Esto no quiere decir que tengan que pasar por algún filtro intelectual (¿ya le dije que las canciones de Alejandro Sanz estaban protegidas?), sino que sólo se protegen obras que sean originales.

e) Desde el momento de la creación: No es necesario llenar ningún formulario en ningún ministerio ni oficina pública para que la ley lo proteja. Basta con la expresión de la idea en cualquier soporte. Porque no se protegen las ideas, sino que su expresión ¿le dije ya eso?

La visión tradicional del derecho de autor nos dice que éste está pensado para permitirle al creador poder vivir de sus creaciones artísticas y de esta forma poder fomentar la creación futura. Esto es CIERTO, pero a la afirmación le falta una parte fundamental. Al derecho de autor no le interesa en lo más remoto que usted, señora-señor, escriba poemas o conciertos sinfónicos para que luego los esconda debajo del colchón o en ese cajón secreto de su closet. Al derecho de autor le interesa, además de la protección de los autores, que dichas creaciones puedan ser asequibles por parte del publico en general. Debe existir un equilibrio, entonces, entre la protección de los autores y los derechos de acceso a las obras que se crean por parte del público.

Y es por eso y no otra razón que existen excepciones y limitaciones al derecho de autor. Si bien los autores separan estos dos conceptos, quedémonos con que las excepciones al DdeA son autorizaciones legales para usar un obra sin necesidad de obtener permiso ni pagar remuneración alguna al autor o titular del derecho.

En el mundo, se contemplan en general excepciones específicas para archivos y bibliotecas, para establecimientos educacionales, copia privada, parodia, cita audiovisual, recopilaciones de noticias y prensa, reproducciones sin fin de lucro, etc, etc. En Chile, como se pueden imaginar, tenemos un escaso y vergonzoso sistema de excepciones al derecho de autor, sólo contemplando un derecho a cita bien lamentable (máximo 10 líneas) y otras muy menores, lo que hace más importante en nuestro país la difusión de sistemas de licenciamiento abierto.

Para terminar dos precisiones. Una, respecto de lo que dejó botando Carlos, el hecho que los argumentos que se han planteado en la discusión relativa al copyright y la tecnología sean los mismos que se vienen esgrimiendo hace siglos, no hay que perder de vista que estamos en una situación muy, pero muy distinta. Hoy, como nunca antes, tenemos herramientas para extender y ampliar tanto nuestros conocimientos como nuestra cultura. Pero asimismo las herramientas de la cultura y la difusión, producto de la concentración de los medios y del poder económico tras suyo es un hecho inédito en nuestra historia. Eso es lo que explica por qué hoy es más necesario que nunca replantear el tema del derecho de autor.

Otra, respecto de lo planteado en un simpático post, por Eduardo. Es evidente que -como pretendo haberlo demostrado- hay diferencias sustantivas entre el concepto de propiedad y el de DdeA. Y en efecto es una diferencia semántica, de significado. Segundo, dado que la regulación del derecho de autor está pensada para fomentar la creación, pues entonces una normativa restrictiva evidentemente que pone en riesgo la creación y la cultura. Cuando un artista visual o un músico debe consultar a sus abogados antes de crear un collage o una canción por miedo a que pueda ser demandado de cobro por el uso de creaciones ya existentes y protegidas, quiere decir que algo está mal y que algo se está poniendo en riesgo. Y no es, como nos quieren hacer creer, el bolsillo de los artistas.

Dejamos para una tercera parte la exposición de los problemas que implican identificar el concepto de propiedad con derecho de autor. Por lo pronto, seguimos la conversación.

Write a Comment

Comment

15 Comments

  1. En Chile el software es protegido por el derecho de autor tal como si fuera cualquier otra obra intelectual (art. 3 nº 16), con algunas salvedades:

    1.- existe presunción legal que el titular del derecho de autor es el empleador que contrata dependientes para programar un software. (art. 8)
    2.- existe la posibilidad de hacer una copia de respaldo en los términos establecidos en el art. 47.
    3.- tienen derecho a autorizar el arrendamiento comercial del software al público. (art. 37 bis)

    El resto, funciona igual.

  2. Un agregado respecto a la situación del software que comentó Claudio. Cuando el desarrollo del software es por encargo de un tercero (ya sea por un empleador o por un cliente) los derechos pertenecen a quien ha hecho el encargo, pero aún así existe lap osibilidad de pactar lo contrario bajo contrato.

    Además señalar que según el Convenio de Berna el software está potegido como una “especie” de obra literaria (de ahí que esté protegido por la propiedad intelectual).

  3. Hola Claudio. Me gustaría tu opinión acerca de la legalidad de copiar/compartir música NO REMUNERADAMENTE en Chile (bajarla de blogs o páginas como soulseek u otras).
    Gracias.

  4. hola Rodolfo, mi opinión o lo que dice la ley?
    porque es distinto.

    además que lo que dice la ley si bien es bien claro, es posible construir argumentación igual. Pero eso da para largo.

  5. ¿Que tendría de malo y de ilegal compartir musica “liberada”, y además en forma gratuita?

    Distinto es copiar y compartir musica con copyrights, en principio no tiene nada de malo, pero es ilegal. Aunque si cobraras por distribuir, entonces ahí estas pirateando, y eso es “malo”. aunque como dijo Silvio Rodriguez, no es lo mismo el que piratea para dar de comer a su familia, que el que piratea para comprar un auto nuevo.

  6. compartir música “liberada” -digamos con licencias abiertas que lo permitan- evidentemente que no tiene nada de malo.

    ahora, distinciones respecto de lo malo o lo justo lamentablemente se escapan a veces de lo legal, y muchas veces lo legal está lejos de ser razonable.

  7. No te pongas abogado.

    ¿Que te parece a tí, como persona, en tu visión ética, lo que hacen los tipos que venden música/software/películas en las cunetas de Santiago?

  8. el hombre no puede ir más allá de su naturaleza jaja

    Lo quiero decir clarito: a mi los tipos que venden en la calle discos compactos de shakira son unos delincuentes y lamentablemente debería aplicárseles la ley.
    Son ellos los verdaderos piratas.

    Y no me vengan que venden en la cuneta para comprar pan porque no es así.

  9. Personalmente creo que la ley da lugar a muchas áreas “opinables” y me sumo a las críticas que se le han formulado.
    Pero me gustaría saber tu opinión respecto del artículo 38 de la ley 17.336 y su posible aplicación a blogs y websites que distribuyen música o publican fotos sin autorización del autor.
    ¿se puede considerar lícita esta “reproducción”, si consideramos el blog mismo como obra de caracter cultural?

  10. Hola Rodolfo,
    Insisto en el punto, de una misma norma se pueden sacar varias interpretaciones diferentes.

    El artículo al que hace referencia Rodolfo dice:

    Art. 38. Es lícito, sin remunerar u obtener autorización del autor, reproducir en obras de carácter cultural, científico o didáctico, fragmentos de obras ajenas protegidas, siempre que se mencionen su fuente, título y autor.

    Esta norma se refiere específicamente a reproducciones de “fragmentos de obras ajenas protegidas“, o sea, en ningún caso se refiere a una obra completa.
    Segundo, no tengo claro que para un juez un blog constituya lo que la ley identifica como obra obras de carácter cultural, científico o didáctico.

    Por tanto blogs o websites que distribuyen música o fotos sin autorización dudo que quepan en esta excepción genérica.

  11. jjajajajaa q es esto de q se trata no entiendo q es alguien despues de este coooomentario q alguien pongan otros comentarios y me exiplen x fa de los agradeceria uxo xaaaaaaaitoooo 🙂

Webmentions

  • El Diablo en los Detalles | Crónicas Marcianas I: The Electric Dance August 3, 2009

    […] un par de meses aparecieron aquí y en QLN una serie de artículos tratando de aclarar que es el Derecho de Autor, y porque es una pésima idea poner esos derechos en […]

  • El Diablo en los Detalles | Obras Huérfanas, o la “Larga Cola” de la Cultura August 3, 2009

    […] En esta serie de artículos sobre los Derechos de Autor, Claudio y yo hemos estado comentando distintos aspectos sobre la relación entre las leyes que regulan el quehacer de los “creadores” y la cultura en general. Quizás las dos conclusiones más importantes que uno puede sacar de esos primeros artículos es que para ser efectivo, el Derechos de Autor tienen que ser un balance entre la necesidad de los autores de ser reconocidos (y, uno diría, ser remunerados) y por otro lado, la importancia de que esas obras estén disponibles para uso de todos, en forma restringida, de forma que la cultura de enriquezca. […]

  • La Naturaleza del Software August 3, 2009

    Kandinsky y el argumento funcional…

    Cuando por primera vez uno se acerca a una de obra de arte abstracto, como ésta hermosa pintura de Kandinsky, lo primero que solemos preguntarnos es “¿qué es esto?”, o también ¿qué quizo expresar el pintor?. Algunos se aproximan……