in Uncategorized

Mi cultura pirata

Llegué por un link de un blog español que ya no recuerdo a esta nota que apareció en la edición domingo del diario La Nación.

Llama la atención cómo la columna pone en evidencia la realidad de mucha gente respecto de la piratería de obras protegidas. Si bien desde QLN no estamos del todo de acuerdo con esta posición algo contemplativa respecto del tema de la piratería, creemos que un artículo como este puede servir para poner en la mesa otras aristas respecto de problemas siempre velados que están detrás de la reproducción ilegal de obras protegidas.

Desde este rincón creemos firmemente que el problema de la piratería no dice relación solamente con un tema de costos, sino que tiene implicaciones éticas y de acceso que van mucho más allá de la imposibilidad de acceder a la cultura debido a los precios prohibitivos. Es decir, la promoción del acceso al conocimiento implica costos, pero además una posición política al respecto. Hasta el momento, todo lo que vemos cuando se opina sobre el tema es una discusión sobre las pérdidas monetarias y de cómo todo esto afecta a la industria, cuando las aristas muchas veces son más importantes que lo evidente.

Write a Comment

Comment

  1. Uf. Mucho tiempo fuera de Chile. Tengo oxidado el sentido del doble-sentido 🙂

    Me explico: Creo que todos escribimos harto sobre lo mal que funciona el sistema ahora, pero escribimos poco sobre (1) Como navegamos la situación actual y (2) como vemos un futuro “ideal”, donde los creadores sean compensados, pero no haya DRM (ni juicios, por supuesto).

  2. El colegio no me enseñó a operar un computador.

    La universidad no me enseñó a operar un computador.

    La Microsoft no me enseñó a operar un computador.

    La IBM no me enseñó a operar un computador.

    Pero yo quería aprender… yo quería ese conocimiento. Así que lo obtuve de los únicos que lo enseñaban… un grupo de niños con computadores y programas piratas.
    Así fué, de verdad.
    Saludos.