in Uncategorized

Reflexiones mundialeras

Cada vez que leo un post respecto del mundial en blogs que no son relativos al tema me encuentro con pronósticos. Que Brasil, que Alemania, qué se yo. Por mi parte alentaré a Italia (muy a mi pesar), Argentina y Rep. Checa. La sorpresa la puede dar Ghana. Sería buena sorpresa.

Pero no es lo que me preocupa ahora.

Lo que me hizo sentarme delante del teclado es develar algunos gustos inexplicables. Mucho se ha escrito respecto de lo que a uno lo mueve a querer determinados colores. Y es difícil explicar porqué a uno le gusta Colo-Colo o porqué a uno le salta el corazón cuando sale a la cancha Barcelona. Simplemente no se puede. Si no es por tradición familiar, es casi siempre por eventos imprevistos y mínimos que aparecidos en momentos cruciales se transforman en una decisión fundamental y radical.

En el caso de los mundiales, la cosa es ligeramente distinta. Claro, porque dado que nuestro equipo por varias razones no participa en la justa mundialera (?), no son todos rivales. Algunos que toda la vida han sido rivales eternos ahora son nuestros amigos. Y todavía más, algunos incluso son nuestros favoritos.

A continuación mis favoritos alternativos:

Irán, porque sus jugadores no se persignan cuando entran a la cancha y porque cuando hacen un gol ponen cara de zafados agradeciendo a Alá. Además que dicen que el defensa central tiene como 4 mujeres.

Trinidad y Tobago, porque su máxima figura de todos los tiempos hoy está en plena decadencia, tiene 35 años y juega en el fútbol australiano. El resto de sus jugadores juegan en su mayoría en la tercera división inglesa o alemana.

Angola, porque sólo existen como país independiente desde 1975 luego de una sangrienta guerra y en su debut mundialista tuvieron que jugar contra el colonizador. Todo indicaba que saldrían goleados, pero estuvieron a punto. El 80% de sus jugadores juegan en equipos semiprofesionales y de segunda línea en la liga portuguesa.

Polonia, porque tienen tradición futbolera y están venidos en menos hace muchísimos años. Son como el Uruguay europeo. Muchos les tienen fe y probablemente caerán en primera ronda. Además jugando un mundial en Alemania, debemos estar con los Polacos.

Costa de Marfil, sólo por ser el país de nombre más lindo de la historia de los mundiales.

Ghana, sólo porque son la potencia africana escondida y que hoy por fin llegan al mundial con su generación dorada. Además que hay que estar con ellos si su máxima figura de todos los tiempos fue un señor de nombre Abedí Pelé, junto con el gran George Weah uno de los primeros jugadores de países africanos en ser estrellas mundiales en la época del fútbol mediático.

Togo, sólo por el nombre y porque cuando niño me devoraba diccionarios (?) y siempre quedaba pegado con su nombre y su bandera. Además que uno de sus defensas juega en el fútbol de Chipre (!!!), lo que lo hace digno de respeto.

Para el resto, mi lema es muerte a la especulación. Por eso me puse la camiseta de Costa de Marfil después de los repulsivos cambios de Peckerman. Por eso me puse de pie cada vez que los delanteros angoleños se tropezaban cerca del área portuguesa, preparándome para gritar el empate. Por eso me gustó Ecuador, que nunca reguló y siempre buscó el tercer gol.

Por todo eso y más, gracias República Checa por regalarnos la magia perdida en Alemania.

Write a Comment

Comment

  1. jajajaja… muy divertida su entrada mundialera estimado, aunque me gustaría mucho pensar como usted y ver como sus alternativos se toman el protagonismo.

    Lamentablemente la copa mundial se desarrolla bajo los sustantivos: tradición, trayectoria. Aunque muchos paises dan buena impresión en la primera vuelta, en la segunda sucumben, les tirita la pera como decimos en Chile. Las partidos los ganan los jóvenes, los campeonatos los viejos, en este caso los viejos de renombre mundial. No lo digo yo, es un teorema.

    PD: Ucrania le pasará por encima a España el miércoles (9.00), te lo doy firmado.

  2. Dios te salve republica checa, luego de este día de mundial es el unico que dio la cara por el buen juego.

    ROSICKY tiene problemas de pegada eh? jejeje

    Para el que se perdio los goles,
    Republica Checa 3 – USA 0 ( Mundial 2006)

  3. De los elegidos creo que sólo Costa de Marfil puede hacer algo interesante.
    Republica Checa sin jugar a un gran ritmo superó claramente a un muy deslucido EE.UU. Estos gringos son harto malos para la pelota.
    Salu2.

  4. bastante gracioso tu desglose …

    nada que decir… el de las 3 esposas la lleva..

    salu2