in Uncategorized

Reforma a la Ley de Propiedad Intelectual española

(imagen adaptada de Cd cases, en stock.xchng)

Me entero por todos lados de la novedosa reforma a la Ley de Propiedad Intelectual española (LPIe) que entre otras joyas ampliará considerablemente el famoso canon o impuesto que recaía sobre los CDs vírgenes a los reproductores de MP3, a las PDAs, a los teléfonos celulares e incluso bajo ciertas condiciones a los notebooks. Además reduce el concepto de “copia privada” del que gozan los españoles. Ahora si el fabricante decide instalar un sistema de DRM en su DVD, entonces ni siquiera podrás hacer dicha copia privada.

CSR hace varias selecciones de párrafos con comentarios alusivos, destacando

…se prevén y sancionan los actos de elusión de medidas tecnológicas eficaces empleadas para la protección de las obras y prestaciones…

Lo que significa que no será posible ripear un DVD protegido con sistemas de protección anticopia.

…se establece, por primera vez, la posibilidad de solicitar medidas cautelares contra los intermediarios a cuyos servicios recurre un tercero para infringir derechos de propiedad, sin la exigencia de que el intermediario sea también infractor.

En castellano, es posible dirigirse judicialmente, por ejemplo contra Google o contra YouTube por los videos que sin autorización previa han sido colgados en sus sitios, sin necesidad que Google o YouTube sean infractores. Una joya del debido proceso.

Ignacio Escolar además publica las nuevas tarifas del canon.

Pero les tengo otras noticias más divertidas. Todas estas excepciones y limitaciones que parecen ser pisoteados por la reforma (la copia privada, la posibilidad de eludir medidas tecnológicas de protección, etc) no existen en Chile. Si en Chile compramos el último CD de nuestro artista favorito y queremos pasarlo a cassette (?) para escucharlo en el auto, estamos cometiendo un ilícito.

Otra noticia: Este año probablemente tengamos muchas novedades relativas a la reforma a nuestra LPI para adaptarse a los estándares a que nos obligamos en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Y les aseguro que tanto estos como otros temas relativos saldrán en la discusión.

Y para ese momento, tenemos que estar preparados.

Write a Comment

Comment