in Uncategorized

Compras veraniegas

Santiago de Chile, sensación térmica 38 grados.
Prácticamente todos tus amigos están de vacaciones. Algunos en los lagos y ríos del Sur de Chile. Otros optaron por las playas del norte y la mayoría a las playas del litoral central. Y tú, de la casa a la oficina con esa chaqueta que tanto calor te da y que en estas fechas tanto odias.

Pero hay formas de capear todo esto. Y yo lo hago con música, cine y libros.

Siempre con música, este verano marcado con la llegada a mis oídos del último disco de los maravillosos The Flaming Lips, At war with the Mystics.

Con harto cine. Ultra recomendadas, en orden de prelación: Crash, Brokeback Mountain y Good Bye and Good Luck!.

Y libros. Ayer, de compras por el Drugstore, aterricé en la nueva librería Qué Leo! (Las Urbinas 27) alarmado por el precio de la excelente novela del colectivo italiano Luther Blisset, Q. Esta novela me la devoré hace dos veranos atrás, novela recibí de regalo de cumpleaños dada mi reticencia a gastar $23.000 chilenos (us$42 aprox.) en ella. En Qué Leo!, estaba a $3.990. Tal cual. Alarmado, entré y me picó el bichito consumista literario que llevo dentro y que explota cada verano. Salga o no de vacaciones.

Terminé en la librería Takk, comprando 4 novelas. Buscando su edición de bolsillo, terminé comprando la edición original de 54 del colectivo Wu-Ming (ahora así se llaman los autores de Q, y de quienes hemos hablado antes en este blog). Además salí con la primera novela del español Félix Romeo, Dibujos Animados; la estupenda novela documental Lo que hay que tener de Tom Wolfe; y Rubias Peligrosas de Jean Echenoz, una de las grandes figuras nuevas de la literatura francesa.

Todo a precio módico. Si tienes tiempo, date una vuelta.
Ya tengo literatura para disfrutar buena parte del año. Cuando se acaben, sigo con mis inconclusos.

Write a Comment

Comment

  1. Otra película muy buena que ví hace un par de semanas, es Old Boy. La recomiendo a ojos cerrados.

    Y en cuanto a libros, nunca está demás uno de Arturo Pérez-Reverte. OK, no es lo más selecto, pero pucha que es adictivo…ideal para vacaciones (lo que queda de ellas).

  • Related Content by Tag