in Uncategorized

Estación Valdivia

Por cuestiones laborales que no viene al caso contar, nos encontramos con Claudio de tour por la décima región, precisamente en la agradable, bella y amable ciudad de Valdivia, luego de un paso fugaz por Muerto Montt donde probamos que la primera ciudad iluminada de Chile es solo un cúmulo de buenas intenciones.

Ya en Valdivia, y una vez que acabamos con nuestra pega en la unidad de asuntos internos, juntámos sed y nos lanzamos a la Bierfest Kunstmann que tan motivados nos tenía, tanto como para llegar casi una hora antes que comenzara, lo que nos permitió ahorrarnos las tres lucas y media que costaba la entrada, con derecho a nada.

Omitiré los detalles de la celebración, sobretodo aquellos que dejan en evidencia al señor Ruiz y sus tratos con la heredera del imperio, por miedo a las represalias del editor y por sufrir un alzaheimer progresivo a partir del quinto vaso del brebaje local.

El asunto es que, cuales niños en sus primeros pasos con el alcohol, se nos olvidaron los nefastos efectos a posteriori de la ingesta industrial de cerveza. Resultado: son las 17 horas del día siguiente, y después de varios intentos, siestas a media mañana incluidas, un par de intentos de ingerir algo sólido (todos fallidos) hemos salido del hachazo, a medias pero hemos salido al fìn. Prometemos nunca más hacerlo, prometemos no estar nuevamente dando jugo en una fiesta en ciudad ajena, haciéndo tonteras de escolar borracho. Los registros gráficos vendrán más adelante, cuando juntemos fuerzas y revelemos las fotos (si, revelar, no todo puede ser digital en la vida).

Ahhh… y antes que se me olvide, estamos en el espectacular Café – Bar Moro, ubicado en Libertad con Independencia (jaj, seguro se cruzan esas dos) donde no solo tienen exquisitos brebajes no alcohólicos sino que ofrecen conexión wifi abierta, una buena cantidad de enchufes y puntos de red para conectar a nuestras queridas máquinas IBM.

Con Señor Coconut de fondo (también proveído por Café Moro), nos vamos a buscar el divertimento de hoy. No todo es trabajo, no.

Lo que sí, será cualquier cosa menos con cerveza. Prometido.

Actualización/Aclaración:
El editor de este blog luego de propinarle un par de trompadas al guest blogger por arriesgar tanto su reputación como su estabilidad emocional a través de las escuetas pero imaginativas lineas escritas más arriba, quiere hacer una recapitulación respecto de lo que verdaderamente ocurrió, para contar la verdad histórica:

1.- Efectivamente lo de Puerto Montt, “ciudad iluminada”, puede ser, pero iluminada con Internet inalámbrico, nones. Claro, no necesitamos recurrir a la lintera de nuestro celular, pero conectarse a internet, por ejemplo, mirando el mar, ninguna posibilidad.

2.- Es cierto que fuimos a Bierfest. Es cierto que llegamos antes que abrieran y nos fuimos cuando cerraron. Y también es cierto que el guest blogger hizo de free raider y no pagó los $3.500.- Pero yo sí. (mientras tipeo esto aún no distingo si eso fue lo correcto). Ah, sí, también es cierto que abusamos de las Torobayo con y sin filtro y de las Bock.

3.- Tal vez el alzheimer etílico del guest blogger lo delata, pero no es cierto que este editor haya flirteado con la agraciada señorita Kunstmann. Lo desmiento categóricamente. Repito, lo desmiento categóricamente.

4.- Prometo quedarme alguna temporada en la notable ciudad de Valdivia.

5.- El Café Moro lo ultra recomiendo, tanto por la música, la atención como por la conexión gratuita a internet wifi.

6.- La cerveza hace mal. STOP.

Anótese, regístrese y publíquese donde corresponda.

Write a Comment

Comment

  1. jajajajajaja… ya me los estoy imaginan dando jugo y espectáculo público en la –por estos días– líquida ciudad de Valdivia. ¡Muchachos, muchachos!… hay que beber con cuidado la torobayo, es deliciosa pero como toda cerveza causa una deshidratación tremenda y ni decir de los problemas intestinales al día siguiente, llevo años entrenándome, pero aún así sufro sus concecuencias. Ya, cuiden el hígado y espero ver esas fotos en Flickr.

    PD: ¡Así que Ruiz se hizo el lindo!, Uhhhhh…te va a llegar en santiago caurito.

  2. wajajajajajja

    a alguien le va a llegar un ……….. cuando llegue a stgo…. vas a tener que cobrar la indiscreción. :p

Webmentions

  • segundo aniversario at Quemarlasnaves.net June 3, 2006

    […] En este año se nos fue el satelital guest blogger que de vez en cuando llegaba a visitar, hoy intentando superar el tercer post de su primer blog. También por indecisión suya perdimos la buena posibilidad de tener un blogger permanente, aunque sigue estando la puerta abierta. Y hasta nos pasamos a linux. […]