in General

El lobby del derecho de autor

Primer acto, una diputada liberal canadiense promueve un proyecto de ley que pretende endurecer las leyes de derecho de autor en Canadá.

Segundo acto, la diputada es acusada de recibir dinero de importantes grupos de lobby de la industria.

Tercer acto, luego de la masificación de la noticia en Internet, la diputado Sam Bulte resuelve salir en su defensa señalando

“¿Como se supone que debo conseguir dinero? Esta gente me sostiene económicamente por mi postura con respecto al copyright, estoy siendo completamente transparente”.

Y lo anterior no es invento, es lo que sucedió en estos últimos días en Canadá y tiene a punto de caer el gobierno de la coalición liberal con minoría en el parlamento.

Todo esto me impresiona. No por lo lejano, sino por todo lo contrario. No es que crea en teorías conspiratorias ni nada, pero ¿a ustedes no les parece extraño que teniendo Chile, se supone, un gobierno progresista siga sosteniendo en nuestro debate interno un discurso marcadamente a favor de las grandes compañías y no de la difusión de la cultura?

Quizás deberíamos ver con mayor cuidado quienes son los que entregan aportes monetarios a las campañas de nuestros diputados. Capacito que nos llevemos sorpresas.

Y todo esto es más raro aún en esta época de rumores respecto de la conformación del gabinete de la presidenta Bachelet. Les tiro el más fuerte. Imaginen a la Gerente de la Cámara Chilena del Libro como Ministro de Cultura. Una persona que es de las que hablan de piratería como si hablaran de la teleserie del momento y que sostiene que la piratería es igual al robo de un auto.

Ojalá nos equivoquemos y Michelle Bachelet nos de una sorpresa respecto a su política respecto a la tecnología y cultura.

Write a Comment

Comment

  1. Incluso para Estados Unidos, donde es imposible distinguir donde empieza el lobby y termina el congreso, lo que dijo esta diputada es insólito. O más bien, honesto.

    Sobre lo de la piratería, creo que tenemos que tener cuidado en distinguir entre la piratería “comercial” y el tratamiento criminal que sufre la gente en general que usa tecnologías en forma legítima.

    Saludos…