in Uncategorized

Calamaro, otro amigo

Ya nos hemos acostumbrado a destacar cuando músicos del mainstream se atreven a decir lo que piensan sobre la aparición de nuevas tecnologías y las prácticas de distribución que llevan consigo. En ese sentido hemos destacado a Belle & Sebastian, por ejemplo.

Ahora es el turno de Andrés Calamaro. Alguna vez escribiendo sobre música en NewDisco comentaba que Calamaro es uno de mis placeres culpables. De esos que los ves en la tele y dices bah qué tipo más desagradable después de haberle escuchado decir que él era el poeta del rock. Pero, extraña cosa, escuchas sus canciones y te gustan. Escuchas sus canciones y algunas te identifican de algún modo y dicen las cosas que tanto te cuesta decir. Aunque lo odies de algún modo. Eso me pasa con él.

Calamaro ha dado una entrevista a Reuters, comentando su regreso a los escenarios con nuevo disco en vivo titulado creativamente “El regreso”. Entre otras cosas, le comenta a Reuters:

“Pero la tecnología superó la teoría de la mortadela y ahora el formato de la música no ocupa ningún espacio. Yo no sé en qué se van a transformar los discos. De momento se están transformando en MP3, pero si los conciertos están llenos, la piratería no me molesta”

“Yo soy de la época en la que un disco pirata era un disco no oficial de Led Zeppelin, o de los Rolling Stones, eran estos vinilos blancos, con una fotocopia… Para mí el disco pirata fue siempre algo difícil de conseguir, un artículo de colección, una especia de joya única”.

“Ahora es todo lo contrario, es como si fuera un disco bastardo que, en cualquier caso, le da más valor a este premio tan grande y tan pesado, que no sé como voy a llevar de vuelta a Buenos Aires”

Refiriéndose al disco de platino que ha recibido por haber vendido más de un millón de discos en toda su trayectoria.

O lo amas, o lo odias. Pero gana puntos para amarlo.

Write a Comment

Comment

  1. Me carga, bueno, su música. Para mi la cita más clara es la primera. Después de todo, los discos no son más que un medio de difusión de la obra máxima: el concierto.

  2. La actitud es bastante predecible. “Mientras no me toquen el bolsillo (conciertos) está bien”.
    Nada muy radical, por cierto. El tipo constata un hecho.

    A todo esto, ni lo amo, ni lo odio. Con sus canciones me pasa distinto, algunas (en rigot una) la amo, y otras las odio.
    =P

  3. divertido sobre todo lo que dice respecto a los discos “piratas”.
    Si no hubiera sido por los discos “piratas” -en sentido estricto, discos “grabados”- no habría conocido a Soundgarden, ni a King Crimson, sólo por nombrar a 2.

    Y si no fuera por el p2p me faltaría tiempo para enumerar a los músicos que no habría conocido jamás.

  4. Como músico, de algo tiene que vivir. No podemos pretender que además nos regale sus presentaciones… Aunque igual no iría. En todo caso, coincido, Roberto, en que no es muy radical: el día que deje a su discográfica y sus nuevos álbumes vaijen por redes P2P bajo alguna licencia CC, estaremos hablando de un procer. Hasta entonces…

    Luego, tal como Claudio, de no ser las redes P2P, a muchos músicos que hoy en día me fascinan, y por loc cuales perdería ojos de mi cara con tal de ver en vivo, jamás los hubiese conocido.