in Uncategorized

Copia este Libro!

No sé si lo había compartido con ustedes, pero soy un lector compulsivo. Tengo siempre unos 4 libros que leo simultáneamente de muy distinto calibre. Ahora mismo, por ejemplo, tengo en mi velador el último de Umberto Eco, La misteriosa llama de la reina Loana, leo El futuro de la naturaleza humana de Habermas, Constitutional Democracy de Janos Kis… y Copia Este Libro de David Bravo.

Si sé que es un poco musho. Pero en fin.

Del último, hay un párrafo notable que quería compartir con ustedes:

Dice la Biblia que si tu ojo te induce al pecado, debes arrancártelo. No son pocos los
artistas que siguiendo la Biblia del poder financiero han decidido arrancarse el ojo izquier-
do para que no les haga ver lo que no conviene. En el mundo de los tuertos del ojo izquier-
do los grandes empresarios discográficos están preocupados por la pérdida de puestos de
trabajo y por la economía de los artistas a los que vampirizan. En el mundo de los tuertos,
los artistas defienden a sus parásitos.
Antes, los cantantes decían que la música era un bien cultural, no solo para que se res-
pete su arte en lo que vale, sino para poder pedir así la reducción del IVA, pero si alguien se
agarra a eso para decir que como bien cultural debe tener posibilidad de acceso a él a pesar
de no tener dinero, solo tapándote el ojo izquierdo la palabra “cultura” se transforma en
“ocio” o en “producto de lujo”. En el mundo de los tuertos es normal que los empresarios
que fabrican cantantes en sus despachos, convirtiendo el panorama musical en la posibili-
dad de elegir entre lo mismo y lo mismo, acusen de asesinar a la música a los pocos meló-
manos que todavía la respetan.
Las discográficas acusan a los que se descargan música de Internet de robar y asesinar
de hambre a los artistas. Esta paradoja, que equivale a que el Conde Drácula llame parási-
tos a los mosquitos, roza lo esquizofrénico cuando tienes oportunidad de ver cuánto dinero
ganan los cantantes por la venta de sus discos y cuánto se quedan los intermediarios en el
proceso. De entre todos los mitos más descarados sobre el mundo de la música, mis dos
favoritos son el de que Britney Spears se casó virgen y el de que las descargas de música
condenan al ayuno perpetuo a los cantantes.

Ah, de más está decir que el libro está disponible para descarga gratuita, directamente desde nuestros estudios centrales

Copia Este Libro versión PDF
Copia Este Libro versión RTF

Write a Comment

Comment