in Uncategorized

Sony condenada por sobornar a las radios

Supongo que muchas veces ustedes también han escuchado el argumento que se esgrime cuando alguien dice que la música [o la televisión] son una mierda. El argumento que se esgrime es “bueno, pero es lo que la gente pide”. O sea, no es culpa de la radio que toquen quinientas veces en el día el último hit de Shakira o de, glup, Luis Fonsi. Se toca porque la gente lo pide.

Después de ese argumento, quien dijo que la música que tocaban en la radio era un desastre debe mirar para otro lado y cambiar el tema, porque al parecer lo que estaba diciendo es que la gente es la que tiene gustos poco felices.

Digo todo esto porque muchas veces he estado en ese lado de la vereda. En efecto, desde hace varios años que no escucho radio sino sólo en ocasiones muy puntuales, como por ejemplo cuando vuelvo en auto desde la casa de mi novia y tengo ganas de escuchar noticias. Y si justo aquel día olvidé mis cds en casa, sintonizo Radio Concierto, y para mi no hay más.

Elliot Spitzer es fiscal del estado de Nueva York y desde hace un tiempo está investigando los pagos que hacen los sellos multinacionales a las radioemisoras para que ellas toquen repetidamente las canciones de su corral. Esta práctica es ilegal en Estados Unidos desde los años sesenta, donde después de descubrir que a ciertos famosos DJs se les pagaba para que pincharan sus discos, se prohibió cualquier tipo de regalía hacia las radioemisoras programar temas al aire.

La investigación de Spitzer, obviamente, llegó a buen puerto y descubrió que la Sony realizaba estas prácticas. Reveló que el director de la radio WKSE-FM de Buffalo recibió varios boletos de avión a Nueva York, Miami y Fort Lauderdale a cambio de incluir el tema de Jennifer López “I’m Real” en julio de 2001, el de Good Charlotte “Hold On”, en noviembre de 2003, y el de Franz Ferdinand “Take Me Out” en agosto de 2004, en la lista de las canciones a divulgar en la emisora.

En palabras del propio fiscal:

“Nuestra investigación demuestra que, al contrario de lo que piensan los radioescuchas de que esas canciones son seleccionadas por sus méritos artísticos y popularidad, el tiempo en el aire a menudo se determina por pagos secretos a las radioemisoras y a sus empleados”

Ante esto, ayer llegó a un acuerdo económico extrajudicial con la transnacional donde se compromete a pagar más de 10 millones de dólares

“Este acuerdo (con Sony BMG) es un modelo para detener la perversa influencia de los sobornos en esta industria”, agregó el fiscal.

El avance periodístico en Informativos telecinco
Más info en:
Downhill Battle
LA Times
ANSA
Cambiosonora
Contactomagazine
La Opinion.com
HispaMP3
En Chile, ClaudioG, uno que sabe de estas cosas.

Write a Comment

Comment

  1. creo que aca en chile es reconocido el control de los sellos sobre las radios.. habria que averiguar pero estoy casi seguro… buen tema para alguna autoridad que lea esto

  2. Exacto, en Chile el peso de los sellos se deja sentir fuerte. Además es conocido que cada nuevo disco llega a las emisoras acompañado de miles de regalos (visibles), lease poleras, chapitas, mochilas, relojes, etc y qyizas cuantos más no tan visibles.

  3. En todo caso, no me parecería extraño en Chile interponer una reclamación por competencia desleal por parte de los sellos independientes en contra los sellos gigantes si es que se prueba que existe.

    No sería mala idea.