in Uncategorized

Cuanto vale un cupo en el Senado?

En estos días en Chile, se está produciendo una gran discusión acerca de las relaciones entre la política y el dinero.
El presidente Lagos ha sido duramente criticado por algunos políticos de oposición debido a los negocios con el aparato público que han conseguido algunos de sus familiares, directos y políticos. Ahora claro, es claro que en todas estas acusaciones hay harto de tontera y de pataletas sin mucho sentido, sobre todo cuando uno ve los curriculums y méritos de las personas involucradas en todo esto.
Bueno, el tema es que las relaciones -siempre complicadas, por cierto- entre la política y el derecho sólo ahora son un tema en Chile. No obstante esto, es un asunto que como se pueden imaginar hay muchísimo que cortar, incluso desde antes de las vergonzosas privatizaciones durante la dictadura de Pinochet. Pero hoy el tema ha salido a flote principalmente por las pataletas de la oposición y por la candidatura del multimillonario Sebastián Piñera a la presidencia de la República.

En Estados Unidos la cosa es diferente. Ellos tienen regulado expresamente el lobby, por ejemplo, y tienen una robustísima estructura de organizaciones de sociedad civil preocupadas de las transparencia en estos temas. Una de las ONG más notables en este sentido es el Center for Responsive Politics, un grupo de investigación independiente que investiga el dinero envuelto en la política y sus efectos en las elecciones y en las políticas públicas. El trabajo del centro pretende crear un votante cada vez más informado, una ciudadanía involucrada en estos temas y un gobierno más responsable.

Su sitio web, OpenSecrets.org muestra uno de los esfuerzos más gráficos en este sentido, informando con cifras la cantidad de dinero que personas, lobistas, instituciones y gremios han aportado a cada uno de los senadores electos.
El sitio StateMachine muestra todos estos datos en un gráfico que deja asombrado, por la claridad y por la forma en que gráficamente se nos muestran estas relaciones.

Sorprende que sean senadores Demócratas los que más aportes tienen por lejos, destacando Hillary Clinton por Nueva York y John Edwards de North Carolina.

Cada vez que pienso en todo esto recuerdo una frase que se le atribuye al mismo Sebastián Piñera para su primera postulación al Senado por Santiago Oriente, diciendo: “Yo no tengo problemas con dejar mi candidatura a Senador, pero sólo la dejo si alguien viene, me lo pide y me muestra que tiene un millón de dólares para la campaña.”

Write a Comment

Comment