in General

Sin Código fuente, la alcoholemia es invalida

Lugar, Estados Unidos, Condado de Seminola, Florida.

Escena uno, la policía detiene un auto en control carretero.
Escena dos, la policía detecta consumo de alcohol en el chofer del auto a través del examen de alcoholemia.
Escena tres, el chofer contrata a un abogado agudo.
Escena cuatro, el abogado agudo sostiene que no se puede fiar del examen de alcoholemia si no tiene certeza acerca de qué es lo que realmente hace.

Como es un aparatito que contiene un software, se le pide a la compañía que explique de qué forma permite sostener que un sujeto está bajo los efectos del alcohol. Como el aparatito usa software propietario y el fabricante señala que no entregará el código fuente, pues entonces todos sostienen que permite detectar efectos del alcohol, pero nadie sabe como.

Dice la noticia:

Cientos de casos que involucran examenes de alcoholemia han sido desechados por los jueces de la Corte del condado de Seminole en los últimos cinco meses, debido a que el fabricante de los aparatos que miden la presencia de alcohol en la sangre no revelarán como las máquinas funcionan.

Los cuatro jueces criminales del condado de Seminole han estado usando un estandar tal que si un acusado por conducir en estado de ebriedad pide una pieza clave de información acerca de como la máquina funciona – en este caso, su código fuente- y el estado no puede facilitarlo, el examen de alcoholemia es rechazado, reportó el Sentinela de Orlando el último Miércoles.

Fiscales han sostenido que ellos no saben cuantos conductores en estado de ebriedad han sido absueltos por esta causa. Pero Gino Feliciani, el jefe de la división de delitos menores de la Oficina de abogados del Condado, sostuvo que los índices de condena han bajado a un 50 porciento o menos.

Los jueces de Seminole han sido seguidos por el jefe de condado Juez Donald Marblestone, quien en Enero sostuvo que a pesar de que la información puede ser secreta y controlada por un contratista privado , los acusados tienen derecho a él.

“Florida no puede contratar sobre los derechos de los ciudadanos”, escribió el juez.

Los jueces de otros condados han dicho lo contrario: El estado no puede revocar algo que no posee, y el fabricante no podría revelar secretos industriales.

Isma se lo toma con humor. Claro, después de todo no deja de ser graciosa y extraña para nosotros una situación como la descrita… pero como dicen los chicos de AtinaChile… ¿y por qué no?

Fuente, otro blog más

Write a Comment

Comment