in Uncategorized

Las patentes y un caso real

Bájate VLC

No sé si mucha gente que visita este blog conoce el maravilloso reproductor multiformato VideoLAN, también denominado VLC.

¿Qué ventajas tiene frente a Windows Media Player?

Varias.
Una de las más importantes es que puede reproducir casi todos los tipos de video que andan circulando por allí. Lee MPEG, AVI, DVD, etc, etc, sin pedir ningún tipo de codec ni nada.
Bueno, además Open Source -lo que no es poca cosa- y es multiplataforma, esto es, existen versiones para Linux, Windows y Mac.

¿Qué tiene que ver con las patentes? Harto.
Resulta que la Unión Europea ha aprobado una directiva que apunta a permitir las patentes de software, lo que implica que hay una infinidad de programas -tal como el maravilloso VLC- que luego de la aprobación del sistema de patentes para el software pasarán a la vereda de la ilegalidad. Serán ilegales pese a no haber copiado nada de otro programa, sino sólo por utilizar técnicas y usos de otros softwares que han patentado estas técnicas.

Los chicos de VLC están muy preocupados con el tema y está claro que la solución pasa porque los representantes de los países tomen conciencia acerca del daño que se le está haciendo a toda la comunidad de desarrolladores en particular, y a nosotros como usuarios en general, quienes gracias a estas normativas restrictivas no podremos seguir usando estos programas que nos hacen la vida más fácil.

Y el problema es muy potente. En general, todo el sistema Linux tendría severas restricciones de tipo legal de aprobarse el sistema de patentes.

Links informativos:
¿Por qué las patentes de software son nefastas? (en inglés)

Write a Comment

Comment