in Uncategorized

En la revista digital

En la revista digital Slate se cuenta el problema que tienen en Estados Unidos con la última traducción de la monumental obra del francés Marcel Proust, En Busca del tiempo perdido.

Resulta que los lectores de habla inglesa tienen acceso a esta obra sólo mediante la traducción de Scott Moncrieff’ quien la sacó al mercado anglo en los años 20. En el año 2002, en Inglaterra sacaron al mercado una nueva traducción de la novela, con un lenguaje depurado y actual, dejando de esta forma atrás la traducción de Moncrieff. Sin problemas en Inglaterra.

En Estados Unidos, en cambio, gracias a la Sonny Bono Copyright Act los lectores sólo tienen acceso a los 4 primeros libros, publicados antes de la muerte de Marcel Proust en el año 1922, que de este modo están en el dominio público. Los otros 2 libros (El prisionero y El Fugitivo y el libro final) no pasarán a ser parte del dominio público sino hasta el año 2018, casi 100 años después de la muerte de Proust.

Así que los lectores norteamericanos tienen 2 opciones.
O compran sólo los 4 libros con traducción nueva y se quedan con las ganas de leer el resto hasta el 2018.
O bien mediante algún truco compran los libros en Amazon UK y los leen escondidos.

Así son los beneficios de las leyes protectoras del copyright.
¿Bonito no?
——–

Write a Comment

Comment

  • Related Content by Tag