in Uncategorized

Sin duda que el infiorme

Sin duda que el infiorme Valech es el tema de la semana, y tal vez agregar más de lo que se ha dicho profusamente en la prensa no tiene mucho sentido.
Pero hay cosas que sí tienen sentido, como el recogimiento y la reflexión acerca de cómo llegamos a lo que llegamos.
Y sí quisiera hacer una reflexión acerca de esto, así como para comenzar el blog.

Se ha dicho que faltan mea culpas de ciertas instituciones y, especialmente, se dice que falta el mea culpa de los civiles que participaron en todo esto. Y yo creo que algo de razón hay. El problema es que con el asunto de los meaculpas el problema de la tortura tiende a mirarse como un problema “político”, de derechas y de izquierdas y de búsqueda de responsables. Y ese es un camino sin mucho sentido.

Yo creo que la gran enseñanza que tenemos que sacar en estos días es que precisamente es un problema no político. No tiene que ver con qué tan fascistas o qué tan izquierdistas somos. Tiene que ver con aceptar y reconcer el horror. En la medida que entendamos y compartamos lo terrible del horror, recién podremos dar un paso adelante y mirar con ojos de futuro.

Y bueno, leyendo noticias me ha conmovido lo que dijeron dos personas, Sergio Diez y Jovino Novoa. Ambos hablaron en conferencias de prensa, leyeron un comuniado de prensa y no aceptaron preguntas de los periodistas.

Diez dijo que su partido rechazaba “en forma clara y categórica los graves, reiterados y atroces atropellos a los Derechos Humanos ocurridos en Chile durante el Gobierno Militar, cometidos por agentes del Estado, los cuales no se justifican bajo ningún contexto político ni circunstancia”.
Y acá salté. Este mismo señor Diez, cuando fue embajador de Chile ante la ONU, debió responder acerca de las acusaciones que se le hacían al país acerca de torturas y desapariciones de personas. Y Diez lo negó todo. Dijo que los detenidos desaparecidos no existían, entre otras joyas.

Jovino Novoa, en la conferencia de prensa de la UDI dijo “las miles de personas que participaron de muy buena fe en el gobierno militar no tiene porqué avergonzarse ni arrepentirse”. Y resulta que Novoa fue ministro del régimen militar.

Ahora, en una época de recogimiento y reflexión para muchos de nosotros, sobre todo para muchos que hasta hoy no creían en la existencia de las aberraciones que sucedieron, es fácil decir que lo lamentamos. Pero el verdadero paso para construir un país mejor es asumir las responsabilidades que todos tienen. Y este par de señores lo tienen que hacer. Por respeto a los torturados, por respeto a todos nosotros y a nuestros hijos.

Informe Valech completo, en PDF.

——–

Write a Comment

Comment

Webmentions

  • Quemarlasnaves.net » un año sin darnos ni cuenta

    […] No nos dimos cuenta y ya hace un año que empezó todo esto. […]

    • Related Content by Tag