Fiebre en las Gradas 2014 E03

⎯⎯⎯ Thursday, June 26, 2014

FEG 2014 e03

Episodio 3 del podcast favorito de quienes no podemos dejar de ver las repeticiones de los partidos y quienes no soportamos más a Paulo Flores Gol (?). Vuelve Nicolás Castro, Fernando Contreras aka @sanguches y Claudio Ruiz a traer la cobertura indie del mundial. En tres bloques ajustados a tiempo, comentamos ambos partidos de Chile, analizamos el resto de los partidos del mundial, la cobertura televisiva (un clásico de todos los tiempos), cábalas y nuestros goles favoritos. Compartimos nuestra felicidad, en el fondo.

Cuéntale a tus amigos.

Música de El-P & Killer Mike, Fernando Milagros y The Rolling Stones.

Suscríbete con tu iTunes o el programa que quieras en este enlace | Descarga directa: Fiebre en las Gradas 2014 s02e03


Fiebre en las Gradas 2014 E02

⎯⎯⎯ Friday, June 20, 2014

FEGs02e02

Episodio 2 del podcast favorito de quienes no podemos dejar de ver las repeticiones de los partidos y quienes no soportamos más a Paulo Flores Gol (?). 

Vuelve Nicolás Castro, Fernando Contreras aka @sanguches y Claudio Ruiz a traer la cobertura indie del mundial. En tres bloques ajustados a tiempo, comentamos ambos partidos de Chile, analizamos el resto de los partidos del mundial, la cobertura televisiva (un clásico de todos los tiempos), cábalas y nuestros goles favoritos. Compartimos nuestra felicidad, en el fondo.  

Cuéntale a tus amigos.

Música de El-P & Killer Mike, Fernando Milagros y The Rolling Stones. 

 

Suscríbete con tu iTunes o el programa que quieras en este enlace.

Descarga directa: Fiebre en las Gradas 2014 s02e02


Fiebre en las Gradas 2014 E01

⎯⎯⎯ Monday, June 9, 2014

FEG2014e01

Gente, es verdad. Hemos vuelto. Nicolás Castro, Fernando Contreras y Claudio Ruiz traen una nueva temporada de Fiebre en las Gradas, la cobertura indie del mundial. Hoy hablan de la previa, los nervios, analizan a Chile, candidatos y Nicolás explica por qué Messi no es el mejor jugador del mundo (?).

La música es de Bread (?), Television Personalities y The Ganjas.

Suscríbete con tu iTunes o el programa que quieras en este enlace.

Descarga directa: Fiebre en las Gradas 2014 E01


Ladrón roba a ladrón

⎯⎯⎯ Saturday, June 7, 2014

NewImage

Eso no quiere decir que EE.UU. deba hacer vista gorda a la piratería china. Después de todo, el Departamento de Justicia se supone que debe velar por los intereses de los ciudadanos estadounidenses. Pero, al igual que en una fábrica de telas, el patrón se repite: hacer actividades de espionaje económico es algo que hacen los países en desarrollo. Cuando no estás todavía generando una gran cantidad de la propiedad intelectual por ti mismo, imitas. Hoy en día China va a tratar de robar, y Occidente va a tratar de detenerlos. ¿Pero la táctica de utilizar la piratería para dar un salto al desarrollo? Esa parece una idea que robaron de nosotros. 

James Surowiecki. Spy vs. Spy. Publicado en el NewYorker el 9 de junio de 2014.


Chile de nuevo está en la lista negra de piratería del reporte 301

⎯⎯⎯ Wednesday, April 30, 2014

Prince Stops Playing The Piano In Black White Gif


Hackear JSTOR, un homenaje a Aaron Swartz

⎯⎯⎯ Thursday, April 3, 2014

El delito de Aaron Swartz fue descargar legalmente demasiados artículos académicos, casi todos desde JSTOR. Se habla de cerca de 70 gigabytes de artículos de revistas científicas, lo que llevó a Swartz a ser acusado de una serie de delitos incluyendo fraude informático con la complicidad de la fiscalía, que actuó con ferocidad ante un caso con dudosos perjuicios comerciales para los afectados.

El artista Kenneth Goldsmith lleva un tiempo investigando las conexiones entre los volúmenes, la cantidad y lo virtual, cuando se trata de internet. Fue él quien estuvo tras el Printing out the Internet, proyecto que pretendía imprimir colaborativamente la internet (?). En estos días, un grupo de activistas en Alemania han descargado un misterioso torrent desde The Pirate Bay que, en un largo statement, dice contener más de 18 mil artículos del Philosophical Transactions of the Royal Society, en algo así como 33 gigabytes. Luego de descargado, lo están imprimiendo, para imaginarse cómo es y de alguna manera vislumbrar lo que estaba en la cabeza de Aaron Swartz. 


El mundo de los artículos académicos que nadie lee

⎯⎯⎯ Tuesday, March 25, 2014

Un estudio de la Indiana University descubrió que «hasta el 50% de los artículos académicos no son leídos por nadie más que sus autores, árbitros y editores de revistas.» Ese mismo estudio concluyó que «aproximadamente el 90% de los artículos que han sido publicados en revistas académicas jamás han sido citados». O sea, nueve de cada diez trabajos -que a menudo toman años de investigación, compilación, presentación y finalmente ser publicados, y son la principal evaluación de un investigador- contribuyen muy poco a la conversación académica.

(Via @apalet)


Acerca de los refritos de los ochenta

⎯⎯⎯ Sunday, March 16, 2014

De hecho, ha sido tan explotado que ya nos hemos quitado todas las manías y hemos y podemos canibalizar a A-Ha, Hall & Oates, el Tango in the night de Fleetwood Mac o incluso alguna aventura en solitario de Sting. Lo que entonces era asquerosamente maduro, hoy es melancólico. Lo que antes era música para yuppies, hoy es pop para listillos. Primero era irónico y no hacía gracia. Ahora se presenta sin máscara, ni coartada intelectual, ni nada que se le parezca. De aquí a poco, si seguimos a este ritmo, celebraremos el legado de Shania Twain y no se nos escapará ni media sonrisa.

Xavi Sancho de El País, reflexionando de estos refritos ochentenos a los que nos hemos tenido que acostumbrar en estos últimos años, a propósito del estupendo disco nuevo de Broken Bells. 


Sobre el cierre de Feria Mix y su conexión con la cultura de la piratería

⎯⎯⎯ Monday, February 3, 2014

En una carta publicada en El Mercurio, el abogado Rodrigo León (representante de HBO en el caso Cuevana) lamentó el cierre de Feria Mix, lo que, según él, se explicaría por un cambio en el mercado y, fundamentalmente, por un “mal endémico” que sufriríamos los chilenos, al fomentar la piratería y el irrespeto a la propiedad intelectual. De no cambiar esta cultura, concluye León, seguirán desapareciendo empresas que dan trabajo en Chile.

Afortunadamente, la realidad indica algo distinto a los radicales augurios del señor León. Para efectos del argumento, uno podría compartir el supuesto de que la piratería ha aumentado radicalmente en el último tiempo. Pero vamos a los datos empíricos: en los últimos cinco años, y de acuerdo a las cifras de la Cámara de Distribuidores Cinematográficos, el público asistente a salas de cine en Chile pasó de 11,5 millones de personas al año en 2007 a 20,1 millones de personas, el año 2012. Desde el punto de vista de la recaudación de derechos de ejecución, la Sociedad Chilena de Derechos de Autor ha pasado de recolectar 7.2 mil millones de pesos a 12.4 mil millones de pesos en 2012.

Tampoco parece tener mayor sustento indicar que existe en Chile una cultura de fomento a la piratería. Al analizar las estadísticas de condenas por delitos de propiedad intelectual, nos encontramos con que nuestros tribunales abren cerca de seis mil causas al año, con más de dos mil condenados cada 365 días. En países como México, o incluso Estados Unidos, el número de condenados no supera los cincuenta al año.

Más que una cultura de piratería, lo que parece existir en Chile es una agresiva cultura de persecución criminal en materia de propiedad intelectual y una proliferación de argumentos basados en presunciones erradas. La construcción de políticas públicas, entonces, debiera partir de consideraciones culturales amplias antes que de prejuicios.

Claudio Ruiz, director ejecutivo ONG Derechos Digitales.

José Huerta, director ejecutivo ONG Cívico.


¿Perspectivas públicas sobre la propiedad intelectual? Reflexiones sobre la escuela de verano INAPI – OMPI

⎯⎯⎯ Monday, January 20, 2014

En octubre de 2013, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) anunció que durante el mes de enero se realizaría la versión chilena del “Summer School on Intellectual Property”, un curso de verano impartido por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en conjunto con aliados locales en distintas partes del mundo. Se trata de un curso pagado de diez días, que busca entregar herramientas a jóvenes profesionales, para profundizar sus conocimientos sobre propiedad intelectual. Una parte de las clases se dictará en INAPI y las restantes en la sede de una universidad privada en Viña del Mar.

Pero recién hoy, a tres días de comenzar, se ha hecho público el programa del curso. Y es, a todas luces, sorprendente.

El de la OMPI es un curso modular, que comparte currículum con otros programas similares que se han dictado alrededor del mundo. En él se incluyen aspectos generales y algo más específicos sobre propiedad intelectual, divididos en seis secciones, que van desde derechos de autor y conexos, hasta reflexiones sobre los desafíos del futuro, con un marcado acento en aspectos comerciales, en protección y en observancia.

Las referencias a aspectos vinculados con acceso son escasas y más bien oblicuas. De los 36 módulos en que consiste el curso, solo en dos ‘estudios de casos’ aparecen referencias más o menos directas, a aspectos clave, como son dominio público y salud pública. INAPI aparentemente ha decidido que es innecesario discutir respecto a los derechos de los usuarios y los desafíos del derecho de autor en el contexto digital, o realizar un análisis consistente de excepciones y limitaciones en favor de bibliotecas, discapacitados y público en general.

Pero lo que resulta más llamativo es la composición de los conferencistas invitados a dictar los módulos del curso: a pesar de estar coorganizado por ellos, solo hay un funcionario de la OMPI y un solo académico (de la UC Davis). En su mayoría se trata de abogados pertenecientes a connotados estudios jurídicos privados.

Curso inapi

Como se aprecia en el gráfico, la mayoría de los expositores son abogados privados, vinculados a connotados estudios jurídicos Como se aprecia en el gráfico, la mayoría de los expositores son abogados privados, vinculados a connotados estudios jurídicos. Haz clic en la imagen para agrandarla.[/caption]

Mientras INAPI cuenta con casi el 26% de los relatores, los estudios privados representan un ilustrativo 48%. Es decir, en un curso organizado por un servicio público, casi la mitad de sus contenidos son dictados por abogados privados, clientes del sistema registral que administra INAPI, y por cierto, especialmente interesados en la promoción de un modelo de propiedad intelectual acorde a los intereses comerciales de los clientes que representan en sus horas laborales, como las grandes empresas de software y la industria cinematográfica.

INAPI es de los pocos servicios públicos en Chile que tienen competencias exclusivas en materia de propiedad intelectual; y en su calidad de registro, los estudios de abogados son sus mejores clientes. Es probable que sea INAPI quien asesora e informa al Gobierno en la toma de decisiones en materia de PI en TPP, y han sido explícitos en sostener la necesidad de una nueva institucionalidad de propiedad intelectual, que incorpore la gestión de derechos de autor. En este contexto, no solo es preocupante, sino también ilustrativa, la grave e inexplicable cooptación de iniciativas como este “Summer School” por parte de sus clientes privados, sin que exista equilibrio en los contenidos, ni prudencia respecto de los expositores invitados.

Las críticas son muchas. Primero, una actividad que se realiza (al menos parcialmente) con fondos del Estado, debiera considerar mayores cuotas de apertura y participación a los distintos actores, públicos y privados, involucrados en la toma de decisiones en materia de derechos de autor en el país, y no solamente a los vinculados a un puñado de industrias. Segundo, el énfasis comercial del programa y sus relatores parece desconocer no solamente el interés público comprometido, sino también el rol del Estado en la construcción de un sistema de propiedad intelectual útil a toda la sociedad. Por último, no resulta aceptable que INAPI, a través de esta colaboración con OMPI, tome partido por una visión parcial, sesgada y poco equilibrada de la propiedad intelectual.

Una discusión seria sobre estas materias al menos espera una postura imparcial por parte de un servicio público como INAPI. Y, lamentablemente, no parece ser el caso.